?>
Tus hijos

Los bebés no distinguen los colores

Cuando el bebé llega al mundo, sólo ve en blanco y negro, pero los contrastes le llaman la atención.

Cuando el bebé llega al mundo, sólo ve en blanco y negro, no distingue colores, pero los contrastes le llaman mucho la atención. A lo largo del primer mes, podrá seguir los movimientos horizontales. El seguimiento vertical resulta más difícil, porque los centros del cerebro necesarios para ello no maduran hasta más adelante.

Cuando le hables a tu bebé, empleá un lenguaje sencillo y claro, evitando los términos inventados y mal pronunciados (como guauguau, en lugar de perrito; chicha para la carne u otros). Debes enseñarle a hablar un lenguaje correcto.

El apego y el contacto físico con tu hijo (abrazos, caricias y todo tipo de mimos) deben mantenerse a través de todo su período de crecimiento y no solo durante la primera etapa de vida. Ponelo en práctica.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo