?>
Tus abuelos

Consejos para cuidar personas con poca movilidad

Si tenés que cuidar a una persona postrada o con poca movilidad, es importante que la mantengas confortable, limpia y estabilizada.

Al cuidar de una persona que está postrada, lo primero es proporcionarle una cama que evite la mala circulación, incluso podemos adquirir un colchón de aire o de agua. Cada dos o tres horas, debemos de cambiarla de posición y al movilizarlo necesitaremos el uso de alguna faja en nuestro cuerpo. La articulación del hombro puede lastimarse si lo levantamos de esa parte. El uso de sábanas para transportar a la persona es lo más indicado. Debemos recordar que la piel de un anciano es delgada y tiende a resecarse, debemos hidratarla continuamente y dar masajes suaves. También se le puede colocar crema hidratante, o aceites especiales para nutrir la piel. Ese puede ser el momento para ejercitar las articulaciones o realizar un masaje suave que los alivie.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo