?>
Tus abuelos

Los abuelos están de novios ¿y ahora?

¿Qué pasa con sus familias cuando eso ocurre? ¿Cuál es la primera reacción? Tu día se plantea los interrogantes y te ayuda a contestarlos. Ayudalos a vivir en plenitud.

Por Gabriela Martín

Los tiempos han cambiado. El mundo ha evolucionado. El incremento en la edad promedio y calidad de vida de las personas hace que hoy los adultos mayores, un término que llegó para reemplazar al de tercera edad, se vean más activos y con ganas de vivir experiencias placenteras.

Esto motivó también a desterrar el viejo concepto de que quien enviuda debe mantener "el duelo" hasta su propia muerte. Y aquí es cuando empiezan algunos problemas familiares. ¿Qué pasa cuando el abuelo o la abuela empiezan a noviar? ¿Cuál es la primera reacción del entorno más cercano?

Por lo general, la primera reacción de la familia es oponerse, resistirse al cambio o mirar con desconfianza al nuevo compañero.

Pero no siempre es así. Juliana R. tiene 21 años y su abuela Nori, 71.

La mujer mayor enviudó hace 14 años y hace ocho volvió a casarse. "Toda la familia está muy contenta con la decisión de mi abuela de rehacer su vida. Nos pusimos chochos cuando se casó de nuevo.

De esta manera, no está sola y tiene un compañero con quien compartir su vida", le contó a Tu Día, Juliana.

Y sigue: "Nori es la mamá de mi mamá, que tiene otra hermana, pero las dos siempre estuvieron conformes con que mi abuela tuviera una pareja. Hoy, es casi como un padre. En el caso de él, también tiene dos hijas mujeres y al principio de la relación no estaban muy conformes".

Reacciones que se heredan. La actitud de Juliana es natural y lógica. Los hijos, en muchos casos, reaccionan de la misma manera que sus padres. Y ante la naturalidad con que tomaron la relación la mamá y la tía, ella aplicó lo mismo.

Especialmente porque estuvo claro que nadie le "quitaría" su rol de nieta.

Muchas veces se les demanda a los abuelos ser el sostén y salvavidas de sus familias, pero hay que tener en cuenta que ellos cuentan con tiempo libre para poder disfrutar de sus actividades y compañías.

Y, fundamentalmente, que deben seguir adelante con sus vidas. "Ellos se acompañan mucho, van juntos al médico, salen de vacaciones con los jubilados y a nosotros eso nos parece muy bien. Es una manera de no estar sola y tener una compañía siempre a su lado", expresó Juliana.

Los abuelos, por su parte, deben estar seguros de lo que quieren comunicar. Debe haber un acuerdo previo y transmitirlo con la mayor naturalidad posible.

Cada integrante de la familia deberá estar preparado para las distintas reacciones, acordes a la edad y personalidad de cada uno.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo