?>
Tu tecnología

Cuando la tecnología se convierte en un padecimiento

La tecnología cambió la vida de las personas, pero no siempre es tan positiva como parece. padecimientos psicológicos que afectan a los habitantes del siglo 21.

Dispositivos móviles inteligentes, internet, juegos. La tecnología, en poca o en gran medida, ya es parte de la vida de las personas. Pero ¡cuidado!, como dice un famoso refrán popular: no todo lo que brilla es oro. La tecnología cambió nuestras vidas y, en algunos casos, terminó complicándola. Según distintos estudios, la moda tecno trajo consigo nuevos padecimientos psicológicos que hoy afectan a los habitantes de este siglo.

Algunos de ellos sólo son actualizaciones de viejas enfermedades que, ahora se presentan en nuevas plataformas. En otros casos, son nuevos fenómenos que surgieron a partir de productos recién estrenados.

Tu Día te cuenta cuáles son esas nuevas dolencias y te alerta para que si descubrís que estás padeciendo alguna de ellas, le pongas un freno.

SÍNDROME DE VIBRACIÓN FANTASMA.

Seguramente a vos también te pasó de pensar o sentir que tu teléfono celular vibraba y no era así. No sos el único. El 70 por ciento de los usuarios de telefonía móvil ha sentido "la vibración fantasma". ¿De qué se trata este síndrome? La persona cree que le entró una llamada cuando en realidad no pasó nada. En general, esto sucede cuando estamos a la espera de un llamado importante, nos acordamos o estamos muy pendientes del aparatito móvil o sufrimos un pico de estrés.

NOMOFOBIA.

Esta patología es conocida también "no-mobile phobia". ¿Qué indica? Se refiere al temor que experimenta una persona al no tener el celular a mano. Distintos estudios indican que las personas respondemos automáticamente al estímulo condicionado del teléfono. Si ese estímulo no se encuentra presente, algunos usuarios comienzan a sentir ansiedad.

EFECTO GOOGLE.

Estamos tan acostumbrados a usar Google, que nuestro cerebro puede llegar a pensar: "¿para qué memorizo esto o aquello, si puedo buscarlo en Google?". Esto indica una pereza mental para memorizar provocada porque en internet la información siempre está disponible. No es necesariamente algo malo, por el contrario, si la información está siempre disponible nuestro cerebro se puede ocupar de tareas más complejas e importantes como analizar, imaginar y criticar. No obstante, tampoco podemos prescindir de la memoria, si el efecto Google se hace crónico puede traer graves consecuencias, sobre todo a niños en edad escolar.

CIBERCONDRIA O HIPOCONDRÍA CIBERNÉTICA.

Entre las maravillas de nuestro cerebro, está la capacidad de convertir una enfermedad imaginaria en una enfermedad real. Esta patología ya existía, pero se intensificó con los servicios de diagnóstico on line. Muchas personas escriben en los buscadores frases como "dolor de cabeza" y la búsqueda les arroja resultados de graves enfermedades. ¿Cuál es el peligro? Que esas personas se convencen que realmente tienen una enfermedad complicada y terminan provocándola.

DEPRESIÓN DE FACEBOOK.

Los seres humanos somos sociables y al aislarnos tendemos a la depresión. Si bien, algunos creen que las redes sociales ayudan a evitar esta depresión, en realidad ocurre todo lo contrario. ¿Las razones? La gente suele publicar post felices en Facebook, que se refieren a su vida amorosa, vacaciones, fiestas y una exposición extrema puede crear la sensación de todos-son-felices-menos-yo. Pero además, Facebook no es un sustituto de la vida social "real". Contrariamente a lo que se piensa, está demostrado que las personas que tienen más amigos en esta red suelen tener menos vida social, lo cual conduce evidentemente a la depresión.

ADICCIÓN A LOS JUEGOS.

Esto seguramente también lo viviste. Aunque hayas resistido por un tiempo a las solicitudes de juegos enviados por tus contactos, caíste. Tantas personas se han quedado atoradas con los juegos que ya existe, en algunos países, normativas que bloquean los servicios de juegos, entre la medianoche y las seis de la mañana, a usuarios menores de 16 años. En Estados Unidos, por ejemplo, se han multiplicado los grupos de apoyo para los adictos a estos juegos. Entre los trastornos que provocan figuran la adicción y la ansiedad.

ADICCIÓN A INTERNET.

El término es discutido por la comunidad científica, porque para algunos no se trata de una adicción a internet, sino a ciertas cosas que se encuentran en línea, que se tratan como síntomas de una enfermedad más general. Incluso existen centros de ayuda a distintas adicciones relacionadas con internet, como apuestas en línea, juegos en línea o sexo en línea.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo