?>
Tu seguridad

Que no te hagan el cuento

Los estafadores no dejaron pasar los avances tecnológicos, por lo contrario, los han aprovechado para crear modernas formas del cuento del tío valiéndose de celulares, páginas webs y tarjetas. En esta nota te contamos cuáles son las estafas más populares en Córdoba, y cómo evitar caer en una de ellas. ¡No te dejes engañar!

No te dejes engañar, los "cuentos del tío virtuales" para sacarte plata están a la orden del día de la mano de las nuevas tecnologías. Conocé cómo se han modernizado los delincuentes para intentar robarte tu dinero y aprendé cómo defenderte con trucos muy fáciles.

Estafa 1: por SMS

“Felicitaciones, tu línea ha sido ganadora de un automóvil 0km. Contestá con OK para acceder al premio”. El cuento del tío por SMS es uno de los más populares en la actualidad y todo comienza con el OK. Luego, con la excusa de confirmar la información, se procede al robo de datos personales. Los siguientes mensajes indican el tipo de automóvil ganado y que, para acceder al premio, hay que transferir 3000 pesos en concepto de gastos administrativos a un número de cuenta bancaria. A las 48 horas, se ofrece un auto de mayor gama, indicando nuevamente la necesidad de depositar dinero para afrontar trámites. Pero el auto nunca llega…

Estrategia 1: mirale los dientes. Para no caer en estas estafas, lo mejor es desconfiar. Además, recordá que los sorteos de este calibre se realizan con escribano público, son promocionados en los medios, y que una empresa seria nunca mandaría un SMS para notificar la realización de un sorteo. Lo más recomendable: borrar el mensaje.

---

Estafa 2: por Internet

Nada mejor que la web para buscar casas o departamentos para las vacaciones. ¡Cuidado!, el verano pasado la Policía de Córdoba registró que una gran cantidad de personas fueron defraudadas al alquilar inmuebles a través de Internet. El fraude es simple: cuando se llega al lugar se descubre que la casa no está en alquiler o no existe, y ya se perdió el dinero de la reserva que se transfirió a una cuenta bancaria.

Estrategia 2: pasar de lo virtual a lo real. La mejor forma de evitar éste cuento del tío intentar identificar quién es el que ofrece la oferta. Buscar en la web algún teléfono y dirección, o consultársela directamente al vendedor. Además, es recomendable buscar información sobre él en Google. Por otra parte, si se conoce a alguien que viva por la zona de la casa, se le puede pedir que se fije si está en alquiler y si realmente existe.

---

Estafa 3: con la tarjeta del bondi

El traspaso del cospel a la tarjeta de RedBus trajo aparejado una nuevo tipo de estafador: los “chupatarjetas”. La defraudación es más común en los barrios alejados del centro, donde es más difícil conseguir carga. Los “chupatarjetas” se suben al bondi y comienzan con la simulación: pasan la tarjeta sin saldo y, actuando sorprendidos,  solicitan a alguno de los otros pasajeros que le preste la suya, la reciben y la cambian por una sin crédito. Tremenda sorpresa recibe el usuario solidario cuando va a tomar otro bondi y descubre saldo cero.

Estrategia 3: solidaridad con cautela. La mejor forma de esquivar a los “chupatarjetas”, sin dejar de ayudar a quienes realmente lo necesiten, es pasarla uno mismo por la máquina.

---

Estafa 4: por teléfono

Los secuestros virtuales existen hace una década y no desaparecen. La modalidad es conocida: el delincuente que llama dice ser o policía, anuncia que se produjo un accidente de tránsito e intenta obtener el nombre de algún integrante de la familia. Luego, dice que se trata de un secuestro, y que la persona debe entregar dinero como rescate.

Estrategia 4: cuidá tus datos. Si recibís una comunicación de este tipo, cortá la llamada, la policía comunica de manera personal los accidentes sufridos por familiares. Además, nunca des datos personales ni agendes a los contactos como “ma” “papi”. Si recibís una llamada con un mensaje anunciando que la comunicación es de un establecimiento penitenciario no atiendas salvo que conozcas alguien que esté en uno.

---

Denunciá. Si crees que te hicieron el cuento del tío llamá al 0-810-888-3368, allí te atenderán personas capacitadas.

Tené cuidado en la web

- No contestes correos de destinatarios desconocidos que soliciten datos personales.

- Desconfía de los regalos y las “súper ofertas”.

- Ingresa los datos de tarjetas de crédito o debito y de número de cuenta solamente en sitios seguros.

- Cuando un sitio te pregunte “¿Desea recordar la contraseña?” contestá “no” para evitar que la capturen.

- Usa conexiones de WIFI seguras para evitar el robo de datos.

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo