?>
Tu seguridad

Cómo evitar el riesgo de electrocución

Tu Día te da consejos a tener en cuenta en verano, donde se triplican los accidentes de este tipo. Hoy, murió un hombre cortando el pasto en su casa.

Durante el verano, la electricidad es el detonante de accidentes fatales que pueden prevenirse.

“En los meses de más calor, se multiplican por tres y hasta por cuatro los riesgos de accidentes eléctricos”, indicó a Día a Día Waldo Wayar, de la Comisión de Instalaciones Eléctricas del Colegio de Ingenieros Especialistas de Córdoba (Ciec).

En efecto, las grandes lluvias, las paredes húmedas, las piletas de natación y hasta los juegos de Carnaval propician que la aislación (“ese guardián permanente”, dice Wayar) se resienta y nos deje expuestos a un sistema de 220 voltios muy riesgoso para los contactos accidentales. “Es un peligro silencioso que nuestros sentidos pueden detectar, pero recién cuando es muy tarde”, apuntó el especialista.

Mirá estos consejos y evitá accidentes fatales que pueden prevenirse

No lo hagas. Con el agua, ¡NO! No manipule artefactos eléctricos con las manos húmedas ni descalzo. Ojo, ni la heladera, ni el lavarropas y, menos, la cortadora de pasto.

Baño. Por la concentración de humedad, no use el secador de pelo en el baño. Menos después de haber usado la ducha.

Ojo. No cambie lámparas sin cortar la luz desde el tablero.

Prolongadores. No fabrique prolongadores provisorios hechos con cables comunes. Utilice unos con doble aislamiento.

Niños. No deje cajas de conexión sin tapa si están al alcance de los niños.

Nada de adaptadores. Sólo instale tomacorrientes con conexión a tierra. Tampoco triples. No enchufe varios artefactos juntos utilizando triples.

Despacio. No desenchufe nada tirando del cable.

En la calle. No toque tableros de electricidad de la calle.

Efectos en el cuerpo. Los fenómenos fisiológicos que produce el paso de la corriente eléctrica en el organismo dependen del valor de la intensidad de la corriente. Puede provocar paros cardiacos, quemaduras graves e, incluso, la muerte.

La corriente eléctrica de baja tensión provoca la muerte por fibrilación ventricular; al contrario, la de alta tensión, destruye los órganos o puede provocar la asfixia debido al bloqueo del sistema nervioso.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo