?>
Tu seguridad

El alcohol, la puerta de ingreso a las drogas

El consumo de esta droga legal te expone a accidentes, siniestros viales y enfermedades graves.

El alcohol, una droga legal aceptada socialmente, es la puerta de ingreso a las adicciones. Aunque es de venta libre, su consumo en exceso o a una edad inconveniente genera graves consecuencias: afecta al sistema nervioso central, lo que impide que quien lo consume mantenga la noción de espacio y tiempo e interfiere en la percepción visual, la coordinación motora, el balance y el lenguaje. Se trata de una droga depresora, que retarda el funcionamiento del cerebro.

Hay tres etapas durante el consumo de bebidas alcohólicas: al principio, desinhibición, la vergüenza desaparece y quien bebe tiene más ganas de reírse, conversar o bailar. Luego, la confusión, la falta de coordinación de los músculos y lentitud. Aquí es cuando se empieza a perder la noción de los actos, exponiéndose como víctima de actos delictivos o siniestros viales. Finalmente, el coma etílico.

El consumo de alcohol impacta de diversas maneras, afectando más a los menores de 25 años y a las mujeres, por su peso y talla. Las bebidas destiladas, como el whisky o el vodka, producen mayor alcoholemia que las fermentadas: el vino y la cerveza. También se vincula la alcoholemia con la rapidez en que se ingieran.

El consumo prolongado o en cantidades abusivas puede derivar en amnesia, desnutrición y riegos de enfermedades graves como la cirrosis.

El alcoholismo, es decir el consumo abusivo de las bebidas con etanol, es una enfermedad que debe tratarse, para prevenir así que el comportamiento adicto se profundice o derive hacia las drogas ilegales.

.................................

Pautas para cuidarte

La "cultura alcohólica" no existe: el alcoholismo genera esclavitud. Para no caer en la adicción, es indispensable mantener el control sobre la cantidad de bebidas que se ingieren.

¿Cuál es el límite del alcohol? Imposible saberlo, porque varía según las características de cada persona, principalmente la edad y el sexo, pero también si está enferma o si toma alguna medicación. Por esto es importante que quienes beben no se "autoengañen" con aquello de la "cultura alcohólica". Además de tener control sobre la cantidad, es fundamental seguir algunas pautas de conducta al momento de beber con moderación.

Comé: los alimentos hacen más lenta la absorción del alcohol por parte del organismo.

No tomés rápidamente: si bebés apresuradamente terminarás embriagado.

Evitá las mezclas: por eso, no tomés tragos con cada barra o amigo que te encuentres.

Si comés fuera de casa, no bebas. Si lo hacés, que alguien que no haya tomado sea quien conduzca: el alcohol te vuelve un conductor peligroso.

Si sospechás que un familiar o allegado a vos padece de trastornos de adicción al alcohol, tenés que enfocarte en que sea asistido por un profesional. Esto no es sencillo: los adictos no reconocen su enfermedad.

Desintoxicación, deshabituación, rehabilitación y reinserción son las cuatro etapas por las que un alcohólico y su familia deben transitar para lograr reencauzar sus vidas. En los centros médicos podrán derivarte correctamente.

Pedí ayuda y seguí las indicaciones de los profesionales.

.................................

El camino del alcohol

La venta de alcohol a menores de 18 años está prohibida por ley. Hacerlo es un delito. El Código de Faltas prevé sanciones de hasta 50 días de arresto para quienes las expendan.

El Código de Faltas estima varios días de arresto por beber en la vía pública o plazas, por borrachera escandalosa o por venta de bebidas alcohólicas.

El consumo de alcohol produce dolor de cabeza, nauseas, vómitos y malestar general. Si se prolonga puede derivar en cirrosis, afecciones cardíacas o cáncer.

Si bebiste, no conduzcas. La alcoholemia produce falta de coordinación y reflejos y problemas en el habla y la vista.

El alcoholismo es una enfermedad que puede ser tratada. Si sos alcohólico o tenés un familiar que lo sea, pedí ayuda en un centro de salud.

Mantené un mensaje claro y coherente respecto de la ingesta alcohol y sus consecuencias. Si tenés hijos, explicales cómo afecta en la salud la bebida y cuáles son los riesgos.

La prevención del alcoholismo puede ser abordada en la escuela, desde Jardín de Infantes hasta el secundario. Hablá con la seño o los profes de tus hijos y exigí que sea incluida en la planificación.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que el tabaco es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte prematura del mundo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo