?>
Tu salud

Taller de gimnasia en Córdoba para prevenir el linfedema (hinchazón) luego del tratamiento oncológico

Desde el próximo miércoles 4 de junio, la fundación oncológica de Córdoba dictará un taller de gimnasia para prevenir el linfedema. Asesoráte y sumate.

El linfedema es la hinchazón producida luego de un tratamiento oncológico y para prevenir este tipo de dolencias, la Fundación Oncológica Córdoba, que trabaja a la par del Hospital Oncológico Provincial, comenzará a dictar la semana próximo un taller de gimnasia. El mismo estará a cargo de Candelas Ferrarassi, licenciada en Kinesiología y Fisioterapia, quien se ofreció a coordinar de manera voluntaria este tipo de actividades.

"La actividad física en pacientes oncológicos con riesgo o que padecen linfedema es fundamental ya que favorece el gasto calórico y el desarrollo de masa muscular. En conjunto favorecerán el mecanismo de transporte de la linfa. Se recuperan rangos de movimientos normales que las cirugías previas, la inactividad o el peso de edema pueden disminuir", explicó a Tu Día, la especialista.

Y agregó: "Socialmente es muy importante para el paciente relacionarse con pares con la misma problemática lo que incide positivamente en su tratamiento y reinserción social".

La actividad se enfoca en la realización de ejercicios determinados y a modo de clase de gimnasia grupal. "Son ejercicios específicos para pacientes con esta patología, linfedemas en estadio subclínico o manifiesto", aclaró la licenciada.

Quiénes pueden sumarse. La pregunta es obligada y está presente siempre. Con diagnóstico de cáncer, ¿cualquier persona puede llevar a cabo estas actividades? Ferrarassi es clara en este punto. "Siempre estamos sujetos a la prescripción médica de la actividad. Hay que tener especial cuidado en pacientes con cáncer óseo primario o metástasis. Aquí podría ser riesgoso hacerlo en forma grupal, por lo que al iniciar estas actividades se realizarán evaluaciones de los pacientes y de ser necesario se hablará con los médicos tratantes".

Los cuidados para realizar los ejercicios estarán dados por la prescripción médica, pero además quienes se sumen también se sentirán protegidos dentro de la clase (el cuidado en relación al uso de peso, ejecución técnica).

"A los pacientes que estén realizando quimioterapia o radioterapia se les recomienda que tengan especial vigilancia de los efectos secundarios que puedan tener para ver si están en condiciones de realizar a actividad ese día", expresó la responsable del taller.

El taller se dictará todos los días miércoles, a las 16, y la duración estimada es de una hora, pero se ajustará a las posibilidades del grupo.

En casa.

La licenciada Ferrarassi también apuntó consejos para aplicar en casa o en la vida cotidiana: "Hay que realizar actividades suaves que no requieran del alto impacto ni la utilización de pesos superiores a un kilo. Por ejemplo, salir a correo o jugar tenis".

Y cerró: "Nacimos preparados para el movimiento y no se debe perder aún en éstos tipos de procesos, por lo que es fundamental mantener la actividad normal, dentro de las limitaciones propias de los tratamientos, pero mantenerse activo dentro de las posibilidades actuales".

Prevención del linfedema

» Mantené una meticulosa higiene de la piel y las uñas para prevenir que se abra una puerta de entrada a infecciones.

» Cortá las uñas en línea recta; consultá con una manicura o pedicura siempre que sea necesario para prevenir uñas encarnadas e infecciones.

» Evitá cortar cutículas y usar quitaesmaltes que pueden dañar la piel.

» Usá hidratantes y soluciones antibióticas tópicas (que se colocan sobre la piel) cuando haya pequeños cortes como las que produce el papel. Consultá con tu médico para que te prescriba el antibiótico.

» Usá en forma gradual bloqueadores de rayos solares y bronceadores.

» Usá guantes de cocina y jardinería, y dedales para coser.

» Evitá extracciones de sangre (incluso pinchazos en los dedos), vacunas y líneas de suero intravenoso en el brazo afectado. Avisá la enfermera o técnica bioquímica para que utilice el otro brazo.

» Usá la extremidad que no está afectada para probar las temperaturas (por ejemplo,

del agua del baño), porque la sensibilidad puede estar disminuida.

» Atenta a signos de infección (fiebre, hinchazón, enrojecimiento, dolor y calor) y consultá con el médico de inmediato para que realice una evaluación.

» Vestí ropas y joyas sueltas, sin bandas que aprieten.

» Llevá el bolso en el brazo opuesto.

» No uses bandas elásticas, mangas, medias o pantalones que aprieten.

» Evitá las ropas apretadas o manguillos para tomar la presión en el brazo afectado porque puede causar un efecto torniquete y obstruir el flujo de linfa.

» Evitá levantar pesos superiores a un kilo con el brazo afectado.

» Usá siempre repelente de insectos en el lado afectado.

» No te expongas a fuentes de calor como ser horno, plancha, sol, estufas, calor de hornallas.

» Evitá caminar descalzo.

» Evitá sentarte con las piernas cruzadas por largos períodos.

» Evitá la inactividad física.

» Depilación: evitá el uso de cera caliente y evitá sacar el pelo.

Agendá

El taller de gimnasia Mio-Linfo-Kinética, para la prevención del Linfedema (hinchazón) luego del tratamiento oncológico, se dictará todos los miércoles (a partir del 4 de junio), a las 16, en la sede de Focor (Ferroviarios 1348, departamento A). La inscripción es gratuita y para confirmar asistencia, escribí fundacion.oncologica.cordoba@gmail.com. El mismo estará a cargo de Candelas Ferrarassi, Licenciada en Kinesiología y Fisioterapia.

Fundación Oncológica

www.focor.com.ar. Twitter: @fund_onco_cba. Facebook: www.facebook.com/Fundacion.Oncologica.Cordoba.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo