?>
Tu salud

Qué es la vejiga hiperactiva y cómo se trata

La vejiga hiperactiva es una enfermedad que se caracteriza por la necesidad imperiosa de orinar. Quienes la padecen, optan por la resignación. Pero sufren sin saber que existen soluciones.

El 17% de la población padece vejiga hiperactiva. Ese porcentaje se incrementa de manera considerable a medida que se envejece: 6 de cada 10 adultos mayores sufre esta enfermedad. Y no están exentos los jóvenes de entre 15 y 20 años, de los cuales el 1% se siente afectado. Las mujeres son más propensas y muchas veces quienes la padecen optan por resignarse y modificar su estilo de vida en función de este mal.

Este trastorno se caracteriza por la necesidad imperiosa y urgente de orinar. Puede, o no, incluir la incontinencia urinaria. Existen dos tipos: la vejiga hiperactiva idiopática, cuya causa no está dilucidada, y la neurogénica, cuyo origen puede ser una enfermedad, una herida, o un defecto de nacimiento que afecta al cerebro, la médula espinal o los nervios que se dirigen hacia la vejiga.

De no ser tratada, se puede convertir en una enfermedad extremadamente cara y desgastante, tanto para el paciente como para su entorno familiar. Quien la padece, rearma su vida en función de esta afección y hasta resigna cosas cotidianas. Tu Día habló con Gustavo Garrido, jefe de Urodinamia de la División de Urología del Hospital de Clínicas José de San Martín, sobre las soluciones a este problema.

Iniciar el tratamiento con terapias conductuales es muy recomendable. Los buenos hábitos son un gran aliado para la recuperación de cualquier paciente. “Se recomienda siempre, por ejemplo, reducir la ingesta de agua después de determinada hora, dejar de fumar, bajar de peso, establecer horarios para ir al baño, por sólo nombrar algunas”, explicó el urólogo. También se sugieren terapias kinesiológicas, para fortalecer los músculos que logran la continencia, y luego iniciar una terapia farmacológica para completar el tratamiento.

En algunos casos extremos, como las personas que padecen efectos adversos a la medicación, se puede aplicar toxina botulínica. Con este tratamiento, el 50% de los pacientes logra eliminar por completo la necesidad de medicación oral.

Lo normal

Las personas orinan con lapsos de dos o tres horas durante el día, y una vez durante la noche, según la cantidad de líquido que se tome.

**Síntomas

» Aumento de la necesidad de orinar, superando las 8 veces en un período de 24 horas.

» Sensación irrefrenable de orinar o de pérdida de orina inminente.

» Urgencia provocada por el sonido del agua o el contacto con agua fría.

» De manera súbita y reiterada, se siente la vejiga llena.

**Prevención

» Controlar el líquido que se toma. No superar los 2 litros por día y evitar alimentos picantes y bebidas energéticas.

» Consultar con un urólogo por un tratamiento farmacológico.

» Hacer ejercicios que refuercen el suelo pélvico.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo