?>
Tu salud

Hernia de disco: cómo reconocerla y diagnosticarla a tiempo

Las personas que sufren de dolor de espalda o debilidad en las piernas, a menudo son diagnosticadas con una hernia de disco. Pero no siempre es así. Un especialista explica de qué se trata esta dolencia, cómo reconocerla y cuáles son las alternativas para tratarla.

Se calcula que el 80% de las personas sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida. Y aunque la hernia de disco es una de sus principales causas, no siempre esta afección es provocada por esa lesión. A decir verdad, hay muchos tipos de discos hernianos, incluso un porcentaje alto de la población lo tiene sin que les cause dolor o incomodidad. Por eso es conveniente conocer una serie de indicios para estar alerta.

Para saber exactamente qué es una hernia de disco y cómo determinar si es eso lo que está causando los síntomas, Tu Día consultó a Marcelo Barroso Griffiths, quiropráctico y miembro de la Asociación Quirópractica Argentina (AQA).

"Un disco intervertebral se compone de un anillo externo fibroso y una parte blanda central. El disco en sí recibe alimentación a través del movimiento de las vértebras. Si ese movimiento no se produce, el anillo exterior puede secarse y deteriorarse, haciendo que la parte blanda del disco se salga. Eso es una hernia de disco. Pero si el disco se abulta, se trata de una protrusión discal.", explicó el especialista en quiropráctica.

No todos los discos herniados pueden causar dolor o incomodidad. La aflicción, o una inflamación en la zona, aparece justamente cuando el bulto ejerce presión sobre el nervio espinal. Al respecto, Barroso Griffiths subrayó que la severidad clínica de una hernia y una protrusión es muy diferente.

Consultado acerca de los tratamientos posibles para esta afección, el quiropráctico explicó que, al tratarse de un nervio comprimido, se necesita una solución mecánica que descomprima el problema. "Tomar antiinflamatorios o analgésicos es tapar el dolor. Y en realidad, en estos casos, la dolencia está avisando que algo anda mal. Por otra parte, una cirugía de espalda es muy invasiva y no ofrece un éxito total en la corrección del problema", detalló.

En ese sentido, el profesional recomendó buscar en primer lugar los servicios de un quiropráctico, persona entrenada para localizar las subluxaciones y reducirlas o corregirlas. "El diagnóstico precoz y un cuidado conservador es la mejor manera de empezar a corregir el sufrimiento de una hernia de disco", concluyó.

Síntomas

» Dolor que se extiende sobre las nalgas, la parte posterior del muslo y en la pantorrilla.

» Dolor de piernas.

» Sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad en las piernas o los pies.

» Sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad en uno o ambos brazos.

» En casos severos, incapacidad para encontrar comodidad, incluso al recostarse.

» Dolor repentino o cuello torcido que no puede enderezarse.

» Trastornos intestinales o en la vejiga.

» Entumecimiento en la ingle.

Para saber más

Podés visitar el sitio Web www.vertebralle.com. Allí hay información sobre la columna vertebral, emociones, dolencias y la quiropractica.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo