?>
Tu salud

Cómo prevenir enfermedades respiratorias en los chicos

Los cambios bruscos de temperatura y la inminente llegada del invierno traen enfermedades respiratorias en los más pequeños que pueden prevenirse. Todo lo que hay que saber para que no digan tanto ¡achis!

Los días que se van poniendo más fríos, las lluvias repentinas, la humedad, el viento sur y el cambio brusco de temperatura al salir y entrar de los ambientes calefaccionados aumentan la frecuencia con que se suceden las consultas por afecciones respiratorias en los más chicos en esta época del año.

Desde las dos últimas semanas, los hospitales cordobeses ya están atendiendo consultas por afecciones respiratorias. Silvia Ferreyra, vicedirectora del Hospital Pediátrico del Niño Jesús (ex Casa Cuna), precisó a Tu Día que alrededor del 15 por ciento de los pacientes atendidos en ese centro de salud cursan una patología respiratoria (resfrío común, influenza, neumonía, bronquitis, anginas virales, laringitis).

Según la médica pediátrica, este porcentaje es esperado para la época del año, aunque la curva es ascendente respecto de los últimos cuatro años. Así y todo, el pico de niños con enfermedades respiratorias se espera recién para la semana epidemiológica 28, es decir a mediados de julio. Para entonces, alrededor del 35 por ciento de los pacientes consultarán por alguno de estos males.

Por eso, Ferreyra subrayó la necesidad de llevar a cabo medidas preventivas para evitar los contagios y las complicaciones posteriores. Al respecto, destacó el compromiso de los cordobeses para con su salud al informar que, hasta el momento, ya se vacunaron más de 4 mil personas que conforman el grupo de riesgo sólo en la ex Casa Cuna.

"La respuesta de la gente es positiva. Aún no hicimos el último corte, por lo que el número de dosis dadas puede variar considerablemente en estos días. De todos modos, el número es aceptable para un solo centro vacunatorio", detalló la responsable del Hospital.

***Consejos para prevenir las afecciones respiratorias
» Tener en cuenta la higiene respiratoria. Toser y estornudar adecuadamente, es decir, tapándose la boca con el antebrazo, usar pañuelos descartables y tirarlos en los cestos de basura y lavarse las manos con agua y jabón.
» Ventilar los ambientes cada dos horas, sobre todo los espacios aúlicos.
» Evitar el contacto con personas resfriadas, el humo del cigarrillo, braseros y sahumerios.
» Lactancia exclusiva en menores de 6 meses. Y extenderla hasta los dos años, de ser posible.
» Tener completo el calendario de vacunación.
» Si se está dentro del grupo de riesgo, colocarse la vacuna antigripal. Embarazadas, personal de salud, mayores de 65 años y menores de 6 meses y personas entre 2 y 64 años con enfermedades crónicas.
» Evitar hacinamientos, sobre todo con menores de seis meses.
» Ante la sospecha de una afección respiratoria, consultar inmediatamente con el médico.
» No automedicar. En caso necesario, sólo bajar la fiebre.

***Síntomas
» Dificultad para respirar.
» Hundimiento del pecho al respirar.
» Aleteo de las fosas nasales.
» Agitación.
» Fiebre.
» Rechazo a la alimentación.
» Dificultad para conciliar el sueño.

Capacidad de contagio. La dispersión de las partículas virales invisibles en ambientes no ventilados aumenta la infección de persona a persona.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo