?>
Tu salud

Los argentinos están comiendo mala calidad y exceso de calorías

Los problemas dietarios no están referidos a los grupos de alimentos, sino a la calidad y volumen. Tienen una estrecha relación con el sedentarismo. La doctora Mónica Katz se refiere al tema. El sábado 5 de julio estará disertando en Córdoba.

¿Cómo comemos los argentinos? ¿Lo hacemos bien? ¿Nos “atamos” a dietas súper estrictas que terminan perjudicándonos? ¿El bolsillo no nos permite una alimentación balanceada y saludable? Las preguntas surgen una detrás de otra y, si bien en muchos casos conocemos la respuesta, nos cuesta aceptar que comer bien es un derecho.

Hace una semana atrás se conoció el resultado de una encuesta de factores de riesgo y calidad de vida de estudiantes en la Universidad Nacional de Córdoba. Entre los puntos que destaca el informe se encuentra el de la alimentación. Según el estudio, los estudiantes consumen diariamente lácteos (53% de los consultados), frutas y verduras (49%), arroz, fideos y/o polenta (21%), gaseosas o jugos concentrados (20%) y carnes (fiambres o carnes rojas, 18%).

Tu Día le consultó sobre el tema a la doctora Mónica Katz, médica especialista en nutrición y fundadora del Equipo de Trastornos Alimentarios del Hospital Durand, quien aclaró: “Por supuesto que todos estos alimentos forman parte de una dieta sana y saludable para un estudiante universitario. Los problemas dietarios no son de grupos de alimentos, son de calidad, de volumen, y sedentarismo. Estamos comiendo mala calidad y exceso de calorías, con un estilo de vida marcado por las horas de pantalla y la criminalidad, sumado a la jornada laboral y de formación. A eso se le suma la deuda de sueño, los disrruptores hormonales y la climatización contante de los ambientes”.

El estudio reflejó además que el 29 por ciento de los consultados manifestó agregar sal a la comida y que ocho de cada 10 estudiantes cocina con aceite. Sobre la bondad o no de estos valores, la especialista indicó: “La idea es reducir sodio no eliminarlo y la grasa es absolutamente necesaria, no solo es el 90% del cerebro sino que forma parte de cada membrana de cada célula, aisla térmicamente y de traumatismos, permite poseer un nivel de hormonas adecuadas y ser fértiles. Sólo debemos reducirla y seleccionar las mejores grasas, vegetales, nueces, aceite oliva, omega 3 de pescado”.

No renunciar al placer. La doctora Katz estará en Córdoba el próximo sábado 5 de julio con el objetivo de seguir difundiendo la idea de que las dietas restrictivas y extremas no funcionan en el mediano y largo plazo. Este encuentro, con asistencia gratuita pero con inscripción previa, está destinado a todas las personas que deseen conocer la filosofía “No Dieta”, que propone alcanzar un cuerpo cómodo y saludable sin privarse del placer de comer.

“Existe enorme evidencia de un fracaso de las dietas tradicionales no solo a nivel individual sino epidemiológico. De hecho existe evidencia de que las dietas son el mejor predictor de ganancia de peso. No Dieta surge de experimentar, en la práctica, durante mis primeros años de profesión con dietas muy restrictivas y ver el fracaso en el mediano y largo plazo. Así es que los dos ejes de este abordaje son: comer sabroso es un derecho y perder peso es resultado de cambiar, no un objetivo en si mismo”, explicó la especialista.

Y agregó: “Cada día necesitamos una dosis de calorías, una de nutrientes y una de placer. La comida puede hacer eso por nosotros, tres o cuatro veces al día. Desde la neurociencia existe investigación que avala que la certeza baja el deseo. Si consumo cada día lo que prefiero o me otorga placer, dejo de desearlo tanto hasta descontrolarme con ese alimento. Esa es la idea, legalizar el placer de comer”.

Consejos prácticos para llevar adelante este estilo de vida

» Sumar actividad física habitual

» Seguir las cinco reglas sin fundamentalismos, nadie es perfecto

» Manejar las emociones sin comida

Cinco reglas de la alimentación
» Armar un ambiente alimentario seguro donde no haya lo que me dispara picoteo o porciones extralarge y que exista lo que prefiero pero en la porción justa.
» Hacer cuatro ingestas diarias en horarios flexibles.
» Comer sólo un plato.
» Hacer una comida principal con proteínas y verduras. La otra con hidratos (pasta o cereales) y verduras.
» Un dulce por día.
Agendá
La doctora Mónica Katz se presentará el sábado 5 de julio, desde las 9, en el Sheraton. La entrada es gratuita pero con inscripción previa. El evento empieza con una dramatización (tipo stand up) a cargo de Maya Landesman (de Graduados y Vecinos en Guerra, entre otros). La especialista explicará su enfoque sobre la No Dieta y luego, una pequeña muestra sobre cómo hacer para sentirse saciado con pequeñas porciones de comida. Más información e inscripciones en nodieta@dramonicakatz.com.ar.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo