?>
Tu salud

Advierten que el "doctor Wikipedia" se equivoca 9 de cada 10 veces

Un estudio hecho en Estados Unidos revela que la enciclopedia en línea contiene errores en un 90% de sus artículos sobre enfermedades comunes, por lo que recomiendan siempre consultar al médico primero.

La enciclopedia en línea Wikipedia tiene errores en nueve de cada 10 entradas de salud, y -según un estudio- debería ser consultada con precaución.

Científicos en Estados Unidos compararon las entradas sobre afecciones como enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, depresión y diabetes con investigaciones médicas que pasaron una revisión por pares.

Descubrieron que la mayoría de los artículos en Wikipedia tienen "muchos errores".

Wikimedia UK, la entidad de la empresa en Reino Unido, dijo que era "crucial" que las personas con dudas sobre su salud hablaran primero con su médico antes de consultar el sitio en internet.

Sin filtro. Esta enciclopedia en línea es una organización benéfica con 30 millones de artículos en 285 idiomas. Wikimedia UK explicó que cada entrada puede ser editada por cualquier persona, pero muchos voluntarios profesionales de la salud revisan las páginas para corregir las inexactitudes, según relata el sitio BBC Mundo.

No obstante, los investigadores del estudio publicado por la American Osteopathic Association consideran que el hecho de que cualquiera tenga acceso a las entradas "es preocupante" entre los profesionales de la salud debido a su popularidad entre los pacientes, pues Wikipedia es el sexto sitio más popular en internet.

La enciclopedia aclara que el sitio no debe sustituir la consulta con el especialista. Los cinco primeros son Google, Facebook, YouTube, Yahoo y el sitio chino Baidu, según la lista de Alexa.com, una empresa dedicada al análisis de estadísticas sobre internet. De acuerdo con el ensayo, hasta un 70% de los médicos y estudiantes de medicina consultan este sitio.

Para la investigación, 10 expertos de todo Estados Unidos se fijaron en los artículos en línea de 10 de los trastornos "más costosos" en ese país, incluyendo artrosis, problemas de espalda y asma.

Para el análisis, imprimieron los artículos el 25 de abril de 2012, y descubrieron que el 90% de las entradas tenían afirmaciones que contradecían la última investigación médica.

El autor principal del estudio, Robert Hasty, doctor de la escuela de medicina osteopática de Carolina del Norte, dijo que "si bien Wikipedia es una herramienta conveniente para realizar una investigación, desde el punto de vista de la salud pública los pacientes no deberían usarla como fuente primaria debido a que esos artículos no pasan por el mismo proceso de revisión por pares que los que se publican en las revistas médicas".

Hasty agregó que la "mejor fuente" para las personas que están preocupadas por su salud es el doctor.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo