?>
Tu pareja

Sexo a toda edad

Según un mito popular, cuando las personas pasan la barrera de los 50 años, la frecuencia y calidad de las relaciones sexuales es menor. Acá, te contamos qué tan real es esa afirmación.

Nadie puede discutir que, con la edad, todas las funciones sufren una merma en el desempeño. El propio cuerpo pide un respiro. Sin embargo, eso no necesariamente impide el funcionamiento. Con la sexualidad paso lo mismo: el desempeño en ese campo más bien se adecuará a la condición física. Y la clave es mantenerla activa.

Tu Día le preguntó a la sexóloga Silvia Aguirre, columnista del suple, si la sexualidad es algo que se termina a determinada edad de manera natural. Sin vueltas, nuestra especialista se encargó de echar por tierra el mito popular.

“El desempeño sexual se termina junto con la vida, no antes. Lo que van cambiando son los modos de expresión de esa fuerza vital”, subrayó.

Un mito muy frecuente de escuchar, recordó Silvia, es el relacionado con la menopausia y el cese de la vida sexual de las mujeres. “Si bien en otro tiempo esto fue una práctica frecuente, hoy en día las mujeres viven y disfrutan de su sexualidad también durante el período del climaterio y aún posteriormente”, agregó.

Lo que sí sucede a medida que las personas envejecen es que modifican las prácticas sexuales en frecuencia, intensidad y duración. Esas alteraciones, advirtió Aguirre, suelen asustar a aquellos que tienen muy idealizado el modo de manifestación genital con penetraciones prolongadas, orgasmos intensos y eyaculaciones potentes. “Así como se modifican otros indicadores físicos y psíquicos con el transcurrir del tiempo, también es esperable que se modifique la actividad sexual”, admitió Silvia.

Sin embargo, esos cambios no tienen que significar la culminación de la vida sexual. Hay que entenderlos y vivirlos como reformas esperables que no implican necesariamente que algo se termina. Sólo cambia, y ese cambio puede ser disfrutable siempre y cuando la persona tenga la suficiente flexibilidad y aceptación del paso del tiempo.

Mantenerse activos

» Con el avance de la edad se producen cambios hormonales que afectan a la sexualidad. Pero no llegan a anular el deseo y desempeño.

» Seguir manteniendo relaciones sexuales después de los 50 años sería lo normal.

» Evitar el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo, las bebidas alcohólicas y tener una dieta natural y libre de tóxicos favorecen notablemente una vida sexual mejorada en calidad y duración.

» Ante la aparición de síntomas de disfunciones sexuales, lo recomendable es visitar a un especialista.

» La sexualidad se termina con la vida, nunca antes.

Para tener en cuenta. Ciertas medicaciones pueden afectar la respuesta sexual, como ciertos antihipertensivos o psicofármacos, por ejemplo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo