Tu pareja

Las relaciones sexuales adelgazan y calman la ansiedad

Lo llaman sexing: el ejercicio físico incluido en las relaciones sexuales. Diferentes estudios comprobaron que tener sexo adelgaza y calma la ansiedad de comer. Todos los consejos de una sexóloga.

Diferentes investigaciones científicas ya dieron cuenta que los beneficios de tener sexo son comparables a los de concurrir al gimnasio. Claro, con la ventaja de que esta actividad no es para nada sacrificada. La tesis es simple: los movimientos pélvicos, la aceleración de la respiración, la dilatación de los vasos sanguíneos y los espasmos musculares consumen la misma energía que se gasta haciendo ejercicio físico.

Consultada por Tu Día, Silvia Aguirre, sexóloga y autora del blog de Sexo y Erotismo del suple, confirmó esta teoría. "El sexo es una energía vital que tenemos mientras estamos vivos. El vivir plenamente, disfrutando de esa energía, es en si mismo una fuente de salud. Y no sólo nos estamos refiriendo a la práctica del coito, sino a todo lo que se refiere a la energía en tanto seres sexuales que somos", explicó.

La especialista agregó que las investigaciones dan cuenta de que vivida en plenitud, la sexualidad coital mejora el sistema inmunológico, el estado de ánimo, la piel, la concentración y contribuye al buen funcionamiento en general de organismo.

La práctica de la sexualidad también puede ser una fuente de bienestar y de salud si la persona logra vivirla con alegría y apropiándose de ella como una fuente de vitalidad. Eso incluye permitirse jugar y experimentar. "Mientras más plena e integralmente vivenciemos el ser sexual, más saludable será nuestra vida", subrayó Silvia.

Más allá de los beneficios del sexo para la salud, la sexóloga aclaró que tomar la sexualidad coital como un ejercicio simplemente no debería convertirse en una forma de relacionarse, ni de experimentar. De esa manera, detalló, se estarían perdiendo partes fundamentales del encuentro y, al cabo de un tiempo, se empobrecería el vínculo.

Cómo aumentar la intimidad

» Recordar que somos seres sexuales todo el tiempo.

» Entender que no es conveniente dividirnos en fragmentos para ejercitar nuestro ser sexual.

» Conocer nuestros sentimientos, sensaciones y emociones e intentar comunicarnos a través de ellos.

» Promover espacios y tiempos para profundizar esa intimidad, no esperar a que la agenda nos de la oportunidad.

» No jugar a las adivinanzas sobre lo que la otra persona quiere o necesita, ni hacer atribuciones de intenciones.

Tabla calórica

En una relación de 20 minutos, se consumen aproximadamente 150 calorías.

Besar quema de 120 a 135 calorías por hora.

El juego previo  ayuda a gastar 25 calorías.

Durante el acto sexual se queman de 50 a 100 calorías.

En cada orgasmo, se eliminan entre 60 y 100 calorías.

Cache generated by Static Page Cache at 07/08/2014 | 13:57:52