?>
Tu pareja

Las excusas más conocidas para no tener sexo

Los pretextos para evitar el encuentro sexual son usados tanto por ellas como por ellos. Enterate por qué se ponen excusas y cuáles son las más tradicionales.

A la hora de buscar excusas para no tener sexo con la pareja, la mujer siempre tiene algo para sacar de la manga. Ojo que no son sólo ellas, el hombre también sabe cómo pilotear la situación. También es cierto que ellos siempre están más dispuestos al encuentro íntimo, incluso cuando no tienen demasiadas ganas. Pero, a la hora de los pretextos, ambos sexos tienen con qué defenderse.

Según un sondeo de opinión, casi el 80 por ciento de los cordobeses tiene relaciones sexuales sin ganas para complacer a su pareja. Las estadísticas parecen indicar que a la mayoría le funciona seguir poniendo excusas, al menos hasta que el otro no entienda que no es nada personal.

La pregunta, entonces, es por qué las personas ponen excusas. Se lo preguntamos a nuestra sexóloga y columnista de Tu Día, Silvia Aguirre. “Por temor a perder la consideración o el afecto del otro. Vivimos en una sociedad en la cuál hablar claramente de lo que se quiere o se necesita en materia de sexualidad, todavía no está bien visto. Hay muchos mitos al respecto. Mitos, por ejemplo, que dicen que un varón debe tener ganas siempre y que una mujer debe estar dispuesta a satisfacer a su pareja cuando él quiere bajo la amenaza de su pérdida en caso contrario.

A la hora de buscar la tangente, hay que tener mucho cuidado porque el otro la puede refutar, y con un argumento científico. A saber: la excusa más utilizada (y convincente), es el cansancio. ¡Ojo! Aunque ese pretexto puede ser creíble, la verdad es que practicar sexo ayuda a relajar y reducir el cansancio.

El dolor de cabeza es otra de las excusas más usadas, a pesar de los estudios científicos que demuestran que contra ese mal, el mejor remedio es el sexo placentero para liberar endorfinas.

Una persona puede no querer tener un encuentro sexual por variadas razones, algunas de las cuáles entran dentro del marco de una respuesta sexual saludable. Aún así, explicó Silvia, son muchos los que sienten que no tienen derecho a manifestarlo y que están faltando a un ideal que se esfuerzan en cumplir.

Hay muchas coartadas para no tener sexo. Algunas son el temor a ser escuchados por otros miembros de la familia, haber cenado demasiado, fingir interés por una película o encontrar una ocupación repentina y urgente justo en ese momento. Sin dudas, la estrella de las excusas para ellas es el período menstrual. Y pocos son los hombres que se atreven a replicar eso. En el caso de ellos, a lo que primero echan mano es a Morfeo. Quedarse dormido de un segundo al otro siempre les permite zafar.

Las evasivas para no hacer el amor es mejor usarlas con moderación. Un sano consejo de la sexóloga olvidarse de los mandatos oprimentes para que la vida sexual sea más satisfactoria.

Tips

Sin excusas

» Asegurate de que sean realmente excusas las que el otro está poniendo, porque también es cierto que muchas personas tienen a dramatizar situaciones.

» Si realmente fuese una excusa, pensar qué está pasando en ese vínculo que no habilita a la otra persona a decir lo que realmente siente.

» Antes de poner un pretexto, entrenate para poder decir lo que querés, necesitás y te gusta. Siempre sin ofender y sin exasperarse.

» No escondas lo que gusta, no gusta o molesta.

Tan simple como hablar. Hay que elegir las palabras y los tiempos para poder decir que algo no funciona o que se están precisando algún cambio.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo