?>
Tu moto

En moto, protegido y en regla

Antes de sumir a la moto, hay que colocarse el equipo de protección. Y no cometer infracciones que puedan costarnos la vida.

Ir en moto es muy arriesgado. El paragolpes sos vos, a diferencia de viajar en un auto en el que la carocería te protege. Además del casco, es necesario llevar protecciones en hombros, codos, espalda, y si es posible en rodillas, tobillos y pies (unas buenas botas). De esta manera, viajás seguro. Siempre hay que tener en cuenta que a mayor cilindrara, mayor velocidad, por ende mayor el golpe que uno se pega en caso de accidente.

Ojo al comprar. Comprar una moto de segunda mano o en una concesionaria de motos o a un particular nos ahorrará bastante dinero, pero cuidado con los vicios ocultos (aquellos detalles o roturas que no se ven a simple vista y que surgen pasado un buen tiempo de adquirido el vehículo). Cubríte de ellos con un bien contrato de compraventa.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo