?>
Tu moto

Manual para el mantenimiento eléctrico de tu moto

Es clave a la hora de que tu “máquina” funcione correctamente. Conocé los secretos para gastar menos y que te rinda mejor tu vehículo.

Las motos modernas disponen de sistemas eléctricos cada vez más complejos: soportan iluminaciones de alto rendimiento, resisten el montaje de puños calentadores, una alarma, y hasta cosas locas que vienen con el tuning o la seguridad como una radio, luces de neón y conexiones para prendas calentadoras. Sin dudas, todo este tipo de accesorios que ya vienen de fábrica más aquellos que sus dueños le adicionan, hacen que el mantenimiento eléctrico de una moto sea clave para lograr un buen rendimiento del vehículo.


El mejor consejo es no descuidar ninguna señal de advertencia cuando algo eléctrico falla en la moto, y reponerlo de inmediato. Cuando más arreglos se acumulan, mayor será el gasto que tendrás que hacer cuando la lleves al taller.

Nunca descuidarla. La batería es la clave del funcionamiento eléctrico de tu moto. Es un accesorio del vehículo que puede verse muy solicitado, sobre todo durante un uso urbano y repetido, en cortas distancias, donde el alternador no tiene tiempo de cargar correctamente. Cada vez son más las motos que cuentan con un modo automático de encendido de las luces: los arranques en frío pueden resultar pesados. La vida útil normal de una batería es de dos años, aunque puede resultar útil recargarla regularmente, sobre todo durante las temporadas frías a modo de prevención.

Siempre mirarlos. En una moto estándar, sin accesorios, los fusibles no deben nunca “saltar”, o entonces es señal de que el circuito eléctrico tiene algún fallo. Pero, si se encuentran montados diversos accesorios, puede significar que la carga solicitada es demasiado fuerte para las capacidades de la moto.

Limpias. El encendido y las bujías también forman parte del sistema eléctrico de su moto. Estas últimas tienen que ser de calidad y limpiadas regularmente.

....................................................

Las bujías. Se trata de una pieza cara, que deberá incluirse en la garantía, siempre que sea posible. En cuanto a las bujías, basta con respetar el mantenimiento y las comprobaciones corrientes (generalmente cada 6.000 ó 12.000 km).

La batería. La media de vida de la batería de una moto es de dos años, aproximadamente; además, es muy aconsejable que se recargue para prevenir males mayores, sobre todo en temporadas frías. Las motos de hoy en día, cada vez están más equipadas y son más complejas, por ello es muy importante contar con una batería óptima que soporte alarma, radio, encendido de luces, etc.

Los fusibles. La función de los fusibles es la de ejercer de interruptor de seguridad en caso de sobrecarga en el circuito eléctrico. En una moto estandard, sin accesorios, los fusibles nunca deben saltar.


Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo