?>
Tu jardín

Cómo cuidar a las plantas del frío y las tormentas

Cada época del año presenta diferentes inconvenientes para las plantas. En algunos casos se pueden prevenir, y en otros hay que actuar para reparar los daños producidos. Álvaro Ruiz Moreno, nuestro especialista en Viveroterapia te aconseja sobre estos cuidados.

Las bajas temperaturas del invierno, las altas en el verano, la sequía, el exceso de humedad, las tormentas, todos y cada uno de estos factores climáticos pueden afectar a tus plantas. Pero como en muchos otros casos, la prevención es un punto importante para el cuidado de tu jardín. Álvaro Ruiz Moreno, nuestro especialista en Viveroterapia te brinda consejos para que protegas a tus plantas del frío. Además, te cuenta qué hacer para reparar los daños producidos por una tormenta.

En invierno las heladas comprometen a muchas plantas de hojas perennes. Para ellas, lo mejor será taparlas con manta térmica (tela anti-helada) porque corta el frío y a la vez deja pasar la luz del sol. Además conviene regarlas por la noche mojando sus hojas. Lo mismo es indicado para proteger el césped. De este modo, cuando la temperatura baja de cero grado se forma una capita de hielo por fuera que protege la planta.

El peor peligro es la helada negra, que ocurre cuando la temperatura es bajo cero y hay poca humedad ambiente. Esta helada es la más peligrosa porque el agua interior de las plantas se cristaliza destruyendo sus tejidos. Para ella lo indicado es regar las plantas y taparlas lo mejor posible. Durante el invierno, convendrá dejar los restos de ramas y hojas heladas (secas) porque contribuirán a la protección durante el periodo de frío.

Cuidado con las tormentas. En época de vientos fuertes tenés que tutorar árboles frágiles o pequeños y realizar las podas correspondientes a árboles, arbustos y enredaderas. Así se protegen los primeros brotes que aparecerán con la primavera.

Las granizadas que a veces, por su fuerte intensidad, destruyen muchas plantas, principalmente en sus hojas, flores y frutos, también representan un problema. Si bien resulta difícil prevenirlas, existen en el mercado telas anti granizo que se pueden utilizar como recurso, tal como lo hacen muchos productores principalmente de hortalizas.

Recuperación post pedrea
Si tus plantas sufrieron el ataque del granizo realizá el siguiente procedimiento:
1- Hacé una prolija limpieza de hojas y ramas rotas.
2- Una pequeña poda ayudará a que la planta concentre energía en generar nuevos brotes y que no la gaste en recuperar los sectores dañados.
3- Hacé una buena nutrición de refuerzo con nitrógeno, fósforo y potasio. Estos elementos ayudarán al verde, a las flores y también a generar nuevos brotes.
4- Incorporá humus de lombriz a la tierra o maceta y curá con cera o anti hongos a las ramas mayores que se hayan roto. Previamente, hacé cortes quirúrgicos para evitar o subsanar los desgarros que la planta pudiese haber tenido durante la tormenta.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo