?>
Tu economía

Se viene la cena de egresados: vestite "picante" y barato

Los estudiantes secundarios comienzan a planificar sus fiestas. Tu Día te cuenta lo que se usa y qué te conviene.

Mirá la galería de fotos

El último año del secundario llega con la mochila cargada de gastos extras y entre ellos, aparecen las tradicionales fiestas de egresados. Un evento familiar que hace agudizar el ingenio para que el bolsillo no sufra tanto.

Tu Día quiso saber cuáles son las preferencias y qué hay que evaluar a la hora de tomar una decisión. ¿Qué es más conveniente: comprar o alquilar la ropa para la fiesta? Las respuestas a las diferentes opciones variará entre el atuendo femenino y el masculino, aunque siempre será más apropiado para la economía familiar el alquiler de los trajes.

“En esta época ya empieza a moverse la reserva de los trajes. Generalmente, un sábado a la mañana viene la familia y elige lo que va a alquilar para el egresado, algún hermano o el papá. Nosotros hacemos los retoques y lo retiran cerca de la fecha de la fiesta”, le cuenta a Tu Día, Diego, encargado de Casa Corujo.

Y agrega: “La tendencia este año es el entallado y los colores fuertes. ¿El preferido? el rojo. Después le siguen los colores obispo, lila, verde manzana y durazno”.

El alquiler del traje tiene un costo de $340 e incluye: saco, chaleco, pantalón de vestir, camisa y zapatos. En el caso de un ambo común, el alquiler es de 300 pesos. Una vez seleccionado y señado el atuendo, se le realizan las modificaciones necesarias. Las prendas se retiran el día jueves y la devolución está prevista para el lunes posterior. Los únicos requisitos son la presentación del DNI y fotocopia de un impuesto o servicio que acredite el domicilio.

En el caso de las chicas, Corujo SRL ofrece el alquiler de vestidos desde los 240 pesos y entre los más buscados están los de falda corta con volados y corsé. Si el presupuesto te permite estirarte un poquito más, podés conseguir vestidos desde los 600 pesos. Para comprar, claro.

La fiesta de egresados es un momento importante. Empezá a planificarlo con tiempo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo