?>
Tu economía

Dos consejos para no perder los ahorros

Nunca perder de vista el objetivo que te planteaste. Distraerse no es bueno para el bolsillo.

Una vez hayas elaborado tu presupuesto, esforzate por cumplirlo al pie de la letra, pues las fallas suelen generarse en ese punto. Fácilmente podés perder el control cuando no tenés certeza del estado de tu cuenta, y si te ilusionás por comprar algo, todos sabemos que adquirirlo es tan fácil como plasmar tu firma.

Un buen crédito te puede servir para resolver emergencias o hacer inversiones en el futuro. Uno nunca sabe lo que puede llegar a necesitar. Por eso, evitá que tu nombre esté en la lista de los que pagan moras, así podrás acceder a un préstamo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo