?>
Tu economía

Comprar segundas marcas, la opción de los cordobeses para ahorrar

La gente ya se para diferente frente a la góndola. La premisa es cuidar hasta el último centavo. Para eso, ya resigna las primeras marcas y compra segundas, terceras y hasta cuartas alternativas. Mirá la ruta del changuito de un cordobés.

Hay que recortar por donde menos duele. Una frase que se pone de moda cuando los bajones económicos empiezan a manotear de los bolsillos de los habitantes, en un intento para no hundirse del todo. En tiempos de inestabilidad, el consumidor muta a un estratega frente a la góndola. El cordobés no se queda atrás, y ya está redefiniendo sus consumos.

Es que la gente está planificando las compras de otra manera. Está organizando mejor los gastos de la canasta básica alimentaria. En algunos rubros, directamente se divorció de las primeras marcas, adquiriendo segundas, terceras y hasta cuartas alternativas. Pero algunos productos son intocables. Para conocer la ruta del changuito, Tu Día habló con Germán Romero, gerente general del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba.

En el rubro leche en sachet, los consumidores están migrando de primeras a segundas marcas. El consumo de este producto básico en los hogares cordobeses cayó un 5% durante el primer bimestre de 2014, respecto de igual período del año anterior. Las ventas de La Serenísima y Sancor sufrieron una caída del 14% y el 8,5% respectivamente, ya que los cordobeses están consumiendo La Lácteo y Windy, entre otras segundas marcas.

En cuanto a los yogures, el comportamiento de los consumidores es igual al de la leche fluida.

Con otros productos, como la bebida, el cordobés elige resignar categorías en lugar de desplazar primeras marcas. Por ejemplo, compra agua saborizada de primera línea en lugar de gaseosas.

Pero, los consumidores no sólo están resignando las primeras marcas, sino que en ciertos rubros directamente compran segundas, terceras y hasta cuartas. Por ejemplo, en los quesos cremosos denominados blandos. Aquí, la tendencia es la adquisición de los más económicos.

Así las cosas, las primeras marcas de quesos blandos cayeron un 13%, en tanto que las segundas y terceras marcas lograron incrementarse un 23%.

Si bien todos buscan economizar y que la crisis pase por la vereda opuesta, hay ciertas cosas que la gente prefiere no tocar. Aunque todo el consumo en general está retraído, los cordobeses, bajo ningún punto de vista resignan las primeras marcas de arroces, caldos, aceites y fideos. Siguen comprando Gallo, Mandisoví, Knorr, Cocinero, Natura, Matarazzo, Canale y Luchetti y ni se acercan a las segundas marcas.

Y, por supuesto, el Fernet sigue siendo Branca. Por más alternativas que aparezcan en el mercado, y aunque se acerquen o no al único, los cordobeses seguirán invirtiendo en esta marca y no la resignan por nada del mundo.

Del 30% al 50%

En algunos productos, el ahorro puede superar tranquilamente ese porcentaje entre las primeras marcas y las alternativas.

Cómo compra el cordobés

***Hasta la muerte. No cambia por segundas marcas.

Arroz: Gallo, Mandisoví, Susarelli

Caldos: Knorr Suiza.

Aceite de girasol: Cocinero, Natura, Cañuelas.

Fideos: Matarazzo, Favorita, Canale, Luchetti.

Fernet: Branca.

***Divorcio. Ya mira a las marcas alternativas.

La leche y los yogures ya no son de primeras marcas.

La Lácteo y Windy, en lugar de La Serenísima y Sancor.

***Nuevo amor. Ya se fueron para el otro bando.
Hay ciertos productos que el cordobés directamente está comprando segundas, terceras y cuartas marcas. Quesos, mantecas, galletas, azúcar, café y yerba, son algunos de ellos.
Para tener en cuenta
» Cuando las primeras marcas subir, las otras alternativas se venden más.
» Las alternativas aseguran calidad, pero de firmas poco conocidas.
» Siempre hay promociones y descuentos especiales en segundas marcas para promocionar más sus ventas.
» De cada producto, existen entre 3 o 4 marcas para elegir.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo