Tu economía

Cómo criar una gallina ponedora en tu casa

Arranca la Semana Mundial del Huevo y Tu Día te cuenta cómo podés criar en tu casa una gallina ponedora. Con 10 ponedoras, tenés asegurada media docena de huevos por día.

Las personas se preocupan cada vez más por el sabor y la calidad natural de los alimentos que consumen. Además de pensar en el autoabastecimiento cuando los bolsillos no logran acomodarse a los precios. Muchos cultivan sus propios vegetales, frutas y hortalizas en su propia huerta. Entonces, no es de extrañar que piensen en incorporar otro tipo de comida, como huevos o pollo.

Para poder tener huevos frescos y orgánicos, Tu Día te cuenta cómo criar una gallina ponedora. En el marco de la Semana Mundial del Huevo, que comienza hoy y se extiende hasta el viernes, te acercamos todos los consejos del programa ProHuerta del Inta para poder criar este animal en casa.

Una gallina ponedora cuesta, en promedio, unos 50 pesos, según dónde la adquieras. El Inta también distribuye de manera gratuita el animal, en el marco de su programa. El costo del gallinero dependerá de la calidad de los materiales y de la cantidad de gallinas que quieras criar. Lo ideal es que el animal tenga espacio, para que ponga más huevos.

En el piso del gallinero tenés que colocar abundante cantidad de viruta u otro material absorbente. En los nidos, hay que poner paja para que los huevos no se rompan. Estos se pueden fabricar con un cajón de frutas o cualquier otro material. Un solo nido será suficiente para 4 o 5 gallinas.

Las ponedoras deben recibir 14 horas de luz contante para poner huevos. Por eso es necesario instalar luces artificiales para complementar con la natural.

La limpieza del gallinero, la desinfección, el cuidado de las aves y la vacunación son tareas que ayudan a que los animales se mantengan sanos.

Al igual que las personas, las gallinas vacunadas y bien alimentadas crecen más sanas y fuertes. Los cuidados deben ser acompañados de agua limpia para que los animales puedan tomar.

Las gallinas ponedoras criadas en casa suelen alimentarse con los restos de la comida casera. Aunque algo fundamental y bueno a la hora de alimentarlas es el maíz.

Una buena ponedora se reconoce por su cambio de plumas. Estas empluman temprano y tienen plumas sedosas y bien desarrolladas. Si nos fijamos durante la muda en las plumas de las alas, vemos que las malas ponedoras cambian sus plumas una por una. Las buenas cambian sus plumas en grupos de 3 a 5 plumas a la vez. Son mejores las que cambian tres plumas en una sola vez.

Hay que animarse. Una manera de comenzar es con animales pequeños, que no ocupan mucho espacio y que no requieren mayores cuidados.

Un alimento fundamental

» En Argentina, el consumo per cápita es de 210 huevos por año.

» Es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual.

» Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como ingrediente de todo tipo de preparaciones culinarias, dulces y saladas .

» A nivel calórico, un huevo entero aporta aproximadamente sólo 75 calorías, como una fruta mediana.

» Los huevos de gallinas ponedoras criadas de manera natural tienen un sabor muy especial, más rico que los huevos de criaderos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo