?>
Tu economía

Cómo ahorrar si te vas a vivir sola

Si tenés pensado mudarte sola o ya lo hiciste, Tu Día te da cinco consejos de ahorro diario., para que llegar a fin de mes no sea una misión imposible. Tomá nota.

Decidiste que te querés ir a vivir sola, pero pensás que sola no vas a poder con los gastos. La independencia tiene su costo y esto es bien real. En esta nota, Tu Día te da cinco consejos de ahorro diario para que llegar a fin de mes no sea tan difícil.

NO TE ENCHUFES

Una buena manera de ahorrar cada día para que se note a fin de mes es mantener desenchufados aquellos aparatos que no uses. Si no vas a usar la compu, desenchufala porque de lo contrario sigue consumiento energía. Si ya cargaste tu celular, no dejes el cargador en el enchufe. Tampoco mantengas electrodomésticos en el modo STAND BY. Todos estos aparatos consumen estando apagados, pero enchufados. Si te hacés la rutina de desenchufarlos, no sólo estarás ahorrando sino que además, estarás haciendo un bien a toda la sociedad ahorrando energía.

VERANO CON AIRE

Las temperaturas de verano ya están cerca y si no querés morirte de calor y decidiste comprarte un aparato de aire acondicionado, no pierdas tiempo. Compralo YA (está claro que mientras más cerca de la temporada estival, los precios irán subiendo y el costo de instalación también). Aprovechá las promociones. Una vez instalado, tené en cuenta que si mantenés la temperatura entre los 24 y los 26 grados, el consumo de energía es menor.

BAJO CONTROL

Otra excelente manera de ahorrar es teniendo un control de gastos. Anotá cada peso que salga de tu billetera. Así, cada vez será menos frecuente la pregunta: ¿en qué se me fue la plata?. Esto no sólo se aplica a las personas que deciden independizarse sino que también es aplicable a las familias. Este hábito te será de gran ayuda para saber en qué estás gastando y poder discriminar aquellos que son indispensables de los innecesarios.

AL SUPER CON LA LISTITA

No vayas al súper a pasear entre las góndolas porque seguro se te ocurrirá comprar productos que no necesites. Antes de agarrar el changuito de las compras, hacé una lista de lo que necesitás. Tampoco decidás ir de compras cuando estás con hambre. En ese caso, es preferible que comas algo rápidito y luego vayas. Vas a notar que si vas sin comer, terminarás gastando más de la cuenta. Una vez en el súper, respetá a rajatabla lo que anotaste en la lista.

RACIONÁ Y GUARDÁ

¿Te acordás cuando tu mamá guardaba todo en el freezer y vos la mirabas raro? Bueno, empezá por imitarla. Muchas veces no sólo vas a ahorrar en alimentos, sino también en tiempo. Te saca de apuro cuando volvés tarde del trabajo o cuando aparecen amigas o familia imprevistamente "a tomar mate" y se quedan hasta la hora de comer. Otra opción es preparar viandas. Si el horario de almuerzo lo pasás trabajando fuera de tu casa, ésta es una alternativa de ahorro. Además, es más sano. Aunque no lo parezca el ahorro es muy importante y te permitirá contar con esos pesitos para otra cosa.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo