?>
Tu economía

Cómo ahorrar luz en casa y cuidar el bolsillo y el ambiente

Para cuidar el ya bastante castigado bolsillo, y de paso darle una mano enorme al medio ambiente, ahorrar energía es un esfuerzo que hay que hacer. Acá, algunos consejos para tratar de usar lo menos posible.

Hay que hacerle frente a la crisis, pero nunca dejarse vencer. La pelea todavía no está ganada así que, lo mejor, es arrebatar al oponente. La energía eléctrica es un recurso necesario para el funcionamiento pleno de una casa, sin embargo la boleta llega cada vez con más aumento. Entonces, no queda otra que hacer el esfuerzo para moderar su consumo.

Paula Martínez, periodista, economista y autora del sitio web Mi presupuesto familiar, vuelve a colaborar una vez más con Tu Día para acercar los mejores trucos y consejos para ahorrar luz. Sin quedar a oscuras, podés iluminar tu imaginación y hacer que la boleta de Epec no te explote en la mano.

Lo primero que hay que saber es que no todos los electrodomésticos consumen lo mismo. Por eso, Paula recomendó realizar una compra inteligente. "La mayoría de los productos eléctricos tienen una etiqueta con varios colores de eficiencia energética. Es una escala para que los usuarios sepan cuánto consume cada aparato antes de comprarlo. Revisar esa información antes de adquirir un aparato es ahorrar de antemano", explicó la especialista.

Qué tener en cuenta

**Iluminación. Es el rubro de mayor consumo en un hogar. Antes de comprar una lamparita, mirá su consumo en la etiqueta. Apagá las luces cuando no uses una habitación y aprovechá al máximo la luz solar.

**Heladera. Como está encendida las 24 horas todos los días del año, es importante saber cuánto gasta. Al comprar una nueva, mirá la etiqueta de eficiencia energética. No la pegues a la pared ni la coloques al lado del horno porque gastará más luz. No guardes comida caliente.

**Lavarropas. Cargalo con el máximo permitido para aprovechar el lavado (agua y luz), pero sin excederte. El mayor consumo de electricidad se produce al calentar el agua, por eso usá programas que laven con agua fría. Si tenés lavavajillas, se aplican los mismos consejos.

**Plancha y secador de pelo. Son los electrodomésticos que más gastan por hora, aunque no se usan tanto por día. Tené en cuenta que el mayor gasto de electricidad se produce al calentar el aparato. Juntá mucha ropa y planchá todo de una vez.

**Televisores. Aunque es un aparato que gasta poco, como está prendido muchas horas, es probable que el consumo total de luz sea alto. Apagalos cuando no los uses, no los dejes en stand by.

**Computadoras y notebooks. Utilizá programas de ahorro de energía, que permiten apagar la pantalla o poner en estado de suspensión el aparato luego de un cierto tiempo sin uso. Desconectá todos los periféricos que no uses (impresoras, escáners y otros). Desenchufá la compu a la noche o cuando no la uses.

**Cargadores. Desenchufalos cuando los aparatos (celulares, tablets, notebooks, joysticks, pilas, etcétera) estén completamente cargados. Si no, siguen gastando energía.

**Aire acondicionado. Tanto para enfriar como para calentar los ambientes, lo ideal es comprar aparatos de alta eficiencia energética y con termostato. Al regular la temperatura, no elijas ni demasiado frío (en verano) ni demasiado calor (en invierno).

**Estufas. Cuidado con las estufas eléctricas porque tienen un alto gasto de electricidad. Fijate cuánto consumen al comprarlas y no las dejes encendida más de lo necesario.

**Microondas. Este aparato es más conveniente que un horno eléctrico.

Más información

Entrá a www.presupuestofamiliar.com.ar para conocer más sobre economía doméstica. También hay consejos para ahorrar.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo