?>
Tu cocina

Cuáles son los beneficios de consumir y usar cebolla

Aunque algo de mala fama pesa sobre sus capas, la cebolla tiene propiedades nutricionales y terapéuticas impensadas. Mirá la radiografía de este alimento bastante habitual.

Con una producción anual aproximada de 450 mil toneladas y posicionado como principal productor y exportador de cebolla deshidratada de América latina, Argentina es uno de los referentes con respecto a esta hortaliza, infaltable en las comidas y de alto valor nutritivo y medicinal.

La cebolla es un alimento milenario proveniente de Asia. Contiene sustancias que otorgan al organismo propiedades saludables, además de ser un ingrediente versátil en la cocina. Tu Día habló con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para saber todo sobre este alimento.

» Su nombre científico es Allium cepa.

» El consumo per cápita de cebolla fresca en Argentina es de 10 kilos por habitante por año.

» El país envía cebolla a más de 30 mercados mundiales.

» Contiene fructanos, flavonoides y compuestos orgánicos azufrados que contribuyen a la reducción de los riesgos de enfermedades cardiovasculares, pulmonares y cancerígenas.

» Se puede consume en estado fresco, en conserva, encurtidos y deshidratados.

» Tiene bajo aporte calórico y alto contenido de agua.

» Su consumo está asociado con la reducción de lípidos en sangre, el colesterol y la actividad antiplaquetaria.

» Es una gran fuente de fósforo, magnesio y potasio.

» Es mejor consumirla cruda.

» Tiene efecto alcalinizante sobre el organismo, lo que ayuda a eliminar las toxinas más fácilmente.

» Es un diurético natural.

» Su riqueza en azufre fortalece el cabello y mantiene la piel más sana.

Desinfectante natural. Entre capa y capa hay una especie de tela muy fina que si se aplica en una herida, esta cicatriza más rápido y se reduce el riesgo de infección.

Es una de las verduras más versátiles. Se consume cruda en ensalada, cocinada, y es ampliamente usada como condimento culinario. Estimula el apetito y regulariza las funciones del estómago.

Su cultivo es sencillo y se puede hacer en una huerta familiar. Hay muchos tipos de cebolla, siendo la blanca, la morada y la de verdeo las más populares.

Para no llorar
A nadie le gusta sufrir en la cocina. Por eso, muchos dejan de lado la cebolla a la hora de cocinar. Acá, algunos consejos para incorporar este alimento tan beneficioso y no morir en el intento.
* Poné un trozo de pan en la boca mientras cortas la cebolla. Pero no lo mastiques. También funciona con un sorbo de agua, pero sin tragarlo.
* Cortá la cebolla por la mitad y dejala un rato en un recipiente con agua caliente o fría.
* Meté en la heladera la cebolla unas horas antes de picarla.
* Untá la hoja del cuchillo con vinagre antes de empezar a cortar.
* Colocá un vaso con agua o un plato con sal y dejalo al lado del lugar en el que vas a picar. Debes mirar estos ingredientes, evitando mirar la cebolla.

Por qué lloramos
Al pelar y picar cebollas se rompen unos enlaces que ponen en contacto el enzima Alinasa y una sustancia llamada trans-(+)-S-(1-propenil) L-cisteina sulfóxido. Esto hace que se genere piruvato, amoníaco y syn-propanotial-S-óxido, que ocasionaran ese enrojecimiento e irritación de los ojos que provocarán el lagrimeo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo