?>
Tu casa

Los vinilos pegan con todo

Decorar con bajo presupuesto. Ya son tendencia y desterraron otros estilos de decoración.

Aunque al principio parecía una apuesta más, de a poco el vinilo se hizo su lugar en el campo de la decoración. Hoy, ya reemplaza a letristas y artistas por su bajo costo y simplicidad. De la materia prima a la explosión artística, acá te mostramos de qué se trata.

Los vinilos autoadhesivos (muy similar al papel contac) se transformaron en tendencia a la hora de decorar salas, habitaciones, cocinas, baños y hasta las oficinas, comercios y autos.

En Córdoba, este tipo de arte ya explotó y sus esquirlas se pueden ver en los negocios de ropa del centro, la casa de tu vecino, el auto de tu cuñado y la compu o celular de tu amigo.

Tu Día habló con los que más saben para que nos cuenten cuáles son las características y ventajas de este sistema.

Liliana, responsable de su emprendimiento DecoTouch, sostiene que el vinilo decorativo es una buena salida económica para renovar un espacio.

Precio, diseño, facilidad para colocarlo y quitarlo y un resultado impactante son los argumentos de esta diseñadora gráfica que fabrica el vinilo que le pidas.

Gabriel, titular de la imprenta V Impresos, asegura que los vinilos superaron los costos de todos los otros sistemas de decoración.

Según él, esta moda exportada de Europa es muy polifacética porque permite crear y personalizar los hogares y las pertenencias.

Las opciones de los vinilos, incluso, ya sobrepasan el ámbito de las paredes. Gabriel y su equipo, por ejemplo, plotearon (pegaron) para un casamiento, un Citroën entero con fotos de los novios.

Para Natalia, vendedora de un negocio de vinilos del centro, esta modalidad tiene cada día más seguidores por su bajo costo y practicidad.

Los precios de los vinilos van desde los 35 pesos (los más pequeños para realizar guardas o decorar elementos pequeños), pasando por los 350 pesos (un poco más grandes, para realizar guardas), hasta los 900 pesos (los más complejos como para decorar toda una habitación).

Los preferidos del público son, según Liliana y Natalia, los diseños para decorar cuartos infantiles y para ambientar las cocinas.

Pablo, diseñador de V impresos, dice que los más pedidos son los caminos de hormigas y, a gran escala, las gigantografías para colocar en las puertas de los negocios de ropa.

Fácil y rápido. Los vinilos vienen en planchas, ya recortados y listos para colocar. Existen diseños industrializados pero podés pedir tu propia creación.

Lo más importante es que las superficies a las que se los vaya a adherir sean lisas.

La aplicación es sencillísima. Se despegan de la plancha y se adhieren a la superficie elegida con una ayuda de una espátula.

A la hora de quitarlos, puede ser que levanten un poco la pintura de la pared o dejen residuos de pegamento en las otras superficies.

Simple e innovador. Para aplicarlos, se despegan de la plancha y se adhieren a la superficie elegida, que es tan variada como tu imaginación.

De los $ 35 a los $ 900. El precio de los vinilos varía según su tamaño. Los diseños pequeños son los más baratos. El costo es por m3 para un cuarto.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo