?>
Tu casa

Cómo elegir la practicuna

A medida que la panza crece, vos empezás a pensar en las necesidades básicas de tu bebé. Dormir cómodo y seguro es más que importante.

Una de las mayores preocupaciones de las mamás es que su bebé duerma cómodo y seguro. Entonces, al color con el que pintará su cuarto o la decoración que realizará en él, le suma la elección de su cama. El mercado presenta diversas opciones, pero la que lleva la delantera es la practicuna. Se trata de una cuna que se puede trasladar y usar como corralito. Los modelos son diversos, tenés algunos más completos con cambiador, dos alturas, gimnasio y portapañales.

Que el árbol no tape al bosque. Antes que nada enfocate en lo que realmente necesitás. La practicuna tiene varias ventajas. El nivel más alto se utiliza como moisés hasta que el bebé llegue a los 6 u 8 kilos (varía de acuerdo al modelo). Otro punto para saber hasta cuando usar el primer nivel es cuando el bebé se siente o ya pueda tomarse de los laterales. En cambio, el nivel más bajo se usa como cuna o corralito hasta que el bebé puede salir solo o pese más de 14 kilos. Una característica importante es que es plegable y portátil. También es muy útil para dejarla en casa de algún familiar o llevarla de vacaciones.Algunas marcas traen una base mullida o colchoneta (aconsejada sólo para siestas breves), pero ninguna practicuna viene originalmente con un colchón. Si tenés que comprar el colchón prestá atención porque en algunos casos la medida no alcanza a cubrir la superficie de la practicuna. ¿En qué radica la importancia de este aspecto? Podría terminar siendo perjudicial para la salud de tu bebé porque puede quedar encajado alguno de sus bracitos o piernitas y provocar algún accidente. El tiempo de uso que podés darle es muy importante. Dependerá del peso del bebé, pero en la mayoría de los casos tendrá su espacio por tres o cuatro años.

Los valores del mercado

En Ribeiro Tu Día encontró los valores más bajos del mercado. La practicuna básica desde los 969 pesos. Una con cambiador, desde $1349. En casa especializadas en productos para bebés, las encontrás desde los $2060.

Bebé seguro

» La cuna debe estar ubicada en un sector lejos de ventanas, estanterías o enchufes.

» Poné una alfombra mullida debajo de la cuna, si hay caídas, amortiguará el golpe.

» Colocá un colchón duro para que no se hunda.

» Las sabanitas tienen que tener elástico en sus bordes y ser del tamaño justo del colchón, evitando que al moverse pueda taparse la carita con ellas.

» No dejes nada dentro de la cuna mientras tu bebé está en ella, ni almohadones ni muñecos.

La tradicional cuna

Una cuna clásica o una funcional, son opciones válidas. Las últimas tienen los barrotes que protegen al bebé y que luego pueden desmontarse cuando se desee utilizarla como cama. Algunas vienen con cajoneras.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo