?>
Tu belleza

Ropa ajustada, cera caliente y sol: echan por tierra mitos sobre la salud venosa

A simple vista, son tres enemigos de la salud venosa. Sin embargo, la ciencia es más benévola y le pone un manto de duda a estas creencias tan arraigadas entre las mujeres. Un flebólogo universitario echa por tierra estos mitos.

Nos llevan a todos lados. Son incapaces de dejarnos a pata. Trabajan a la par nuestra y hasta nos hacen la gamba para ir al gimnasio o salir a caminar. Por eso, y mucho más, hay que mantener siempre saludable nuestras piernas y su sistema circulatorio.

Pensando en los daños colaterales que pueden generar ciertas modas (tacos altísimos, ropa ajustada o piel sin vellos) Tu Día quiso saber qué tanto atentan las mujeres contra la salud venosa para verse siempre bellas. Lejos de demonizar ciertas intenciones, el reconocido flebólogo universitario Miguel Ángel Gramajo Booth, desmistificó tres creencias muy arraigadas entre las féminas.

»La ropa ajustada dificulta la circulación. Cuando se trata de calzas, medias o jeans, que comprimen la pierna de forma pareja, el efecto no es perjudicial en absoluto. Por el contrario, lo que puede generar es una compresión útil para facilitar el retorno venoso, desde los pies a las ingles. Un ejemplo muy claro es el de las medias de elastocompresión que se utilizan como parte del tratamiento de las várices. Lo que sí es perjudicial es cuando está muy comprimida una banda o sector de la pierna, como sucede a veces con los elásticos de las medias tres cuartos.

»Depilarse con cera caliente produce arañitas. Bien realizado, este procedimiento no debe causar ningún inconveniente al sistema venoso. Incluso, ningún método de depilación produce derrames venosos. Sin embargo, si ya se tienen arañitas (telangectasias) o várices en las piernas, la alta temperatura, aunque por un tiempo corto, puede ser perjudicial, por lo que se aconsejan otros métodos para elimar los vellos de las piernas.

»Tomar sol en la piernas produce várices. El sol no es un causante de desarrollo de várices ni arañitas. Aunque si ya existen várices desarrolladas, de gran tamaño, la exposición al calor del sol puede provocar inflamaciones o molestias importantes. En este caso, se debe evitar las largas horas de exposición al calor de los rayos solares y mantener la zona fría.

***Tips

Decile chau al dolor de piernas

» Visitá al especialista apenas aparezcan síntomas.

» Usá medias elásticas especiales para favorecer el flujo sanguíneo desde las venas de las piernas.

» No estés sentada o parada por periodos prolongados.

» Hacé ejercicios que fomenten el uso de los músculos de la pantorrilla. Aunque el uso de pesas no es recomendado.

» En invierno, usá medias elásticas.

» En casos extremos, y si el médico lo indica, podés recurrir a la cirugía.

Haceles la gamba. Ellas son incondicionales, te llevan a todas partes. Cuidá y mimá mucho a tus piernas con prevención y conocimiento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo