?>
Tu Día

Tu belleza: que no decaiga

La caída de los párpados es uno de los primeros signos de envejecimiento facial más temidos. Sin embargo, es posible levantarlos sin cirugía.

El tiempo pasa para todos y su verdadera cara son las líneas de expresión. La pérdida de tonicidad y la inevitable caída de los párpados superiores es uno de los signos de envejecimiento que más preocupa a las mujeres.

Este es un proceso paulatino que se hace visible alrededor de los 50 años. Afortunadamente, puede prevenirse en buena medida con cuidados apropiados para la piel de esa zona.

La zona que comprende el párpado superior y el inferior es una de las más vulnerables del rostro, ya que el grosor de la piel es más fino que en el resto de la cara y está sometida a una actividad constante.

Las expresiones y los gestos son inconscientes, y van marcando el contorno de los ojos y favoreciendo la aparición de las huellas del paso del tiempo. Además, la zona orbicular carece prácticamente de músculos que la sostenga y de glándulas sudoríparas y sebáceas que le aporten la hidratación necesaria para prevenir la formación de arrugas.

Hasta no hace mucho tiempo, la única manera de levantar los párpados caídos era con cirugía. Pero la tecnología aplicada a la estética evolucionó tanto que hoy se puede conseguir un resultado muy satisfactorio con los nuevos dispositivos láser, en especial el láser de CO2 multifraccionado.

Norberto Carbonelli, médico especialista en nutrición y medicina estética, explicó a Tu Día que este tratamiento es mínimamente invasivo y con resultados que se extiende en el tiempo.

"Este tipo de láser fracciona el rayo en muchos haces mínimos que van a diferentes profundidades y dejan un espacio de piel sin tratar, lo que minimiza los efectos del calor sobre la zona y activa la creación de nuevo colágeno", detalló.

Con este tratamiento, en 20 minutos se puede tratar todo el rostro. Los resultados en los párpados son muy naturales, se notan casi de inmediato, y el efecto lifting en todo la se acentúa a mediano plazo, cuando la piel reacciona al tratamiento láser creando nuevo colágeno.

Tips

-Este proceso natural no se puede detener, pero se puede retrasar su aparición con la utilización de cosméticos que aporten protección, hidratación y regeneración.

-A partir de los 25 años se debe usar una crema hidratante para el rostro.

-A los 40 años, utilizar con constancia productos que, además de estimular el colágeno y la elastina de la piel, contengan una acción tensora y reafirmante.

-El contorno de los ojos es una zona particular que requiere productos específicos: usar los mismos que para el rostro, hidratantes o nutrientes, es un error.

-No se deben utilizar nunca en el contorno de los ojos las cremas y lociones exfoliantes, como los peelings a base de ácido salicílico.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo