?>
Tu auto

Volkswagen CrossFox: zorro viejo

Es la versión aventurera del Fox, preferida por los más jóvenes que la encuentran más canchera. Se luce por su equipamiento de confort, calidad de materiales y la caja de cambios MQ 200 producida en Córdoba.

Antes de su última renovación, Fox era un modelo aburrido y parco en su diseño interior. Desde el año 2010, con la nueva generación, su calidad de terminación verdaderamente mejoró y obtuvo mucho más estilo, además de materiales más agradables de ver y tocar.

Exteriormente también evolucionó, con un aspecto más deportivo y moderno. De ahí que captó mayor atención en el público joven. Durante el año 2012 figuró entre los 10 modelos más vendidos del país. Como si no fuera suficiente, ofrece ésta versión deportiva, más canchera y que con agregados vistosos ha logrado captar al público del “segmento B” nacional.

Mecánica ligera
Con su motor, 1.6 lts. de 101 CV., ofrece buena aceleración y consumos de nafta discretos. Funciona en perfecta sintonía con la caja de cambios producida en el Centro Industrial Córdoba de Volkswagen Argentina, ubicado sobre el Camino a San Carlos de esta ciudad. Dicha caja es conocida por su precisión y recorridos cortos,  aspectos que vienen bien para una versión deportiva como esta “Cross”.

Por su escaso peso, 1.130 kilos, puede ofrecer buenas reacciones desde abajo y también a alto régimen. Sus neumáticos para uso mixto de asfalto y tierra, normalmente monta los Pirelli Scorpion, le permiten salir del asfalto y meterse al barro o ripio para divertirse un poco. Ni se te ocurra intentar maniobras extremas de un Rally Dakar, no está hecho para eso.


Una pinturita
Tanto en su exterior como interior, su imagen es canchera y moderna. Utiliza calcos para adornar su carrocería. Además por fuera, a diferencia del Fox clásico tiene portaequipaje de techo, rueda auxiliar sobre el portón trasero, pasarruedas plásticos, llantas de 5 rayos, zonas plásticas en tono gris sobre los paragolpes y colores más audaces como el Naranja Atacama o el Amarillo Imola.

En el interior es discreto pero elegante; su tablero tiene toda la información que quieras. Con el volante multifunción podés atender el teléfono (en las versiones más equipadas) además de comandar el completo equipo de audio con CD, MP3, puerto USB, tarjeta de memoria y Bluetooth. Viene de fábrica con 6 parlantes, ¡flor de musiquero! ¿eh?

Todos los chiches, todos
Cuenta de arranque (versión Comfortline) con aire, dirección, llantas de 15 pulgadas, respaldo de asiento trasero rebatible, computadora de abordo y volante multifunción, asiento regulable en altura y tercera luz de stop.

Luego, si querés más chiches en tu CrossFox podés llegar a pedirlo con tapizados de cuero, llantas de aleación de 5 rayos, techo solar eléctrico, volante y palanca de cambios revestidos en cuero, y los siempre útiles frenos ABS que evitan el bloqueo de las ruedas y te brindan más seguridad si transitas por terrenos complicados.

La única carrocería que trae CrossFox es la de 5 puertas, en sus tres versiones de equipamiento: Comfortline; además de Trendline y Highline que pueden agregar o no el revestimiento interior de cuero.


Nos gusta:
_ La facha: con llantas de 5 rayos y 15 “, calcos y faldones; además del auxilio en el portón trasero.
_ La caja de cambios MQ 200: muy precisa, mérito del Centro Industrial Córdoba.
_ Las butacas: de buena sujeción, confortables y bordadas con el logo del zorro.
Lo que hay que saber:
Precio: Desde $ 95.080 (versión 1.6 ComfortLine).
Garantía: 2 años.
Origen: Brasil.
Atención al cliente: 0-800-888-8338.
Vigencia: Enero de 2013. Fuente: VW Argentina.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo