?>
Tu auto

Los vidrios polarizados no protegen del sol

Un estudio demostró que no son tan efectivos contra el calor. En cambio, aumentan un 30% la posibilidad de sufrir un accidente.

En Argentina, la mitad de la flota automotriz tiene sus vidrios polarizados. Algunos lo hacen por estética, otros por seguridad, pero la mayoría cree que es una manera de resguardarse del calor. Sin embargo, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) comprobó que el polarizado no filtra totalmente los rayos UV ni protege del sol a los ocupantes del vehículo. Los especialistas de la empresa realizaron un estudio con un dispositivo especialmente diseñado para estudiar el porcentaje de paso de luz y rayos a través de las láminas que se comercializan en el país.

Salvo aquellas que fueron desarrolladas para bloquear los rayos UV, las láminas más comunes (sin importar la tonalidad) permiten el paso del 91% de estos rayos. Por su parte, las creadas especialmente como protección sí alcanzan un alto porcentaje de efectividad, superior al 97%.

Según las estadísticas oficiales elaboradas por Cesvi, los autos con vidrios polarizados incrementan en un 30% las posibilidades de estar involucrados en una colisión grave. Sucede que cuando se reduce la visibilidad, se asumen mayores riesgos de involucrarse en un siniestro.

Está chequeado

Luego de estar dos horas al sol, la diferencia de temperatura entre una auto con polarizado y otro sin no superó los 2°C.

La ley

La Ley Nacional de Tránsito es ambigua respecto a los requisitos mínimos de seguridad para los automóviles. Declara vidrios con el grado de tonalidad adecuados, pero no aclara cuál debe ser el grado máximo de tonalidad para las láminas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo