?>
Tu auto

Prepará el auto para el frío

Pese a que las bajas temperaturas se resisten a llegar, cuando el crudo invierno toque la puerta, tomá nota de todo lo que tenés que tener en cuenta para proteger a tu auto de las bajas temperaturas.

Si bien, desde lo climático, se resisten a llegar, tarde o temprano el frío y las bajas temperaturas recalarán por estas pampas con los consecuentes problemas que eso suele generar en distintos ámbitos de nuestras vidas.

Uno de ellos tiene que ver con el vehículo familiar. A veces pensamos que sólo basta conque esté a buen resguardo bajo techo y nada más. Claro, hasta que intentamos hacerlo arrancar y nos damos cuenta de que "algo más había que hacer". Ni hablar si "la máquina" no está resguardada y "duerme" de manera permanente en la calle o en un espacio descubierto.

Lo cierto es que, ante la llegada del frío, es necesario llevar a cabo determinadas tareas de mantenimiento y reparación del auto para no tener imprevistos durante la temporada invernal.

La puesta a punto del coche es algo importante durante todo el año, pero con las bajas temperaturas y la climatología adversa resulta indispensable.

Para evitar los problemas más comunes de esta época del año, te contamos cómo hacer para evitarlos con simples consejos y datos a tener en cuenta.

Bien guardadito

Siempre que sea posible, al llegar el invierno se recomienda guardar el coche en un garaje o bajo cubierto para evitar así que las bajas temperaturas puedan afectar a los elementos exteriores del vehículo, o los fluidos del motor.
Esto ocurre especialmente con los parabrisas y lunetas del coche que, después de gélidas noches, aparecen cubiertos de hielo. Es por esto que si vivís en una zona con heladas frecuentes, deberás hacerte con un raspador de hielo que te ayudará a eliminar la escarcha del cristal.

No te congeles titán

De la misma forma, deberás asegurarte de que los niveles de líquido anticongelante son correctos, porque de lo contrario puede congelarse el agua del radiador y "chau" arrancar en frío.

Livianito, livianito

Al hacer el mantenimiento del coche en invierno, también deberás comprobar que el aceite esté en su nivel adecuado, así como su viscosidad, ya que el frío suele hacerlo más denso. En muchos casos, los mecánicos recomiendan hacer el cambio de aceite aún si te quedan un par de kilómetros, para colocar un aceite más liviano que el que usás habitualmente.

A la carga

Asegúrate también de que la carga de la batería es correcta, especialmente a partir de su tercer año de vida, ya que con el frío es más probable que se descargue y es la encargada de arrancar el motor del coche. Ojo con esto, porque una falla en este sector clave del auto, puede generar un gasto tremendo por cortocircuitos.

Que se haga la luz

Por otro lado, el mantenimiento del vehículo en invierno también supone revisar a conciencia que todas las luces funcionan correctamente, y que disponemos de lamparitas de repuesto por si se funde alguna. Si tomás precauciones por si tenés algún imprevisto en la ruta o por si eso te pasa en un control de la Caminera, con las bajas temperaturas las prevenciones deben incrementarse.

No patinés, máquina

Las gomas son otro de los elementos a los que debes prestar mayor atención en invierno, especialmente si vivís en una zona propensa a las lluvias o las heladas. Si las tenés que cambiar, no esperés a que pase el invierno, este es el momento.

Tanque llenito

También se recomienda mantener el depósito de combustible lo más lleno posible, por si se nos avería el vehículo y nos quedamos tirados, ya que esta es la única forma de tener calefacción.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo