Tu Día

La Tradición de la fiesta de egresados

Cris Tillard hace un panorama sobre este festejo que emociona a jóvenes y familiares.

No conozco antecedentes muy precisos de cuándo comenzaron a festejarse las promos, pero sí sé que hoy están totalmente institucionalizadas y que vienen con el certificado de estudios incluidas. Todo está organizado para llevar adelante un gran festejo, con muchas empresas que se ocupan de esto. Desde alquiler de salones, vajilla, carpas, florerías, disc jokey, transporte exclusivo, mimos, animadores, vestidores, peinadores, maquilladoras, zapateros.

También sé que… ¡Es la última fiesta todos juntos como curso! Y que tiene un significado IMPRESIONANTE E INOLVIDABLE, porque hay una suma de emociones increíbles. Todo preparado desde comienzos de año involucrándose padres, hermanos y abuelos. Suena a despedida y en realidad lo es, finaliza un ciclo… ¡PERO COMIENZA OTRO! Cada vez que esto sucede, alguien llora, se emocionan por el perfume del adiós, por los éxitos logrados y ya que estamos, ¡despedimos el año!

Y así, entre brindis y abrazos, va transcurriendo la fiesta. Algunos se la pasan bailando y gritando, tirando sus mejores pasos de reggae, hip-hop… Se comienzan a ver algunas corbatas de vincha, y las flores de ellas, que traían elegantemente puestas en la muñeca, ahora se ubican detrás de la oreja, y han copado la pista. Todo es alegría, los abuelos no se quieren ir porque, aunque sea de lejos, están con ellos, sus queridísimos nietos, y a esto sí que no se lo van a perder. A esta altura ya nadie llora, la pista es una marea de chicos haciendo pogo y nunca mejor puesto por el D.J.: “...se mueve para acá, se mueve para allá... la la la la...”.

¿Saben qué? No me quería quedar afuera. De corazón los felicito y les deseo ¡UN GRAN FUTURO!

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo