?>
Tu Día

Romper los escudos emocionales para generar nuevos vínculos

Las experiencias negativas deben ser asimiladas para aprender de ellas y seguir adelante. Pautas para no quedar anclados a esos dolores que no permiten confiar de nuevo.

Los chinos consideran que el vacío no es una ausencia, sino hacer espacio para que lo nuevo se manifieste. De esa manera, se genera disponibilidad, una condición necesaria para construir nuevos vínculos, dejando atrás las experiencias negativas y siguiendo adelante.

Apegarse a las situaciones dolorosas o ingratas, en la mayoría de los casos, resulta contraproducente. No aprender a sobreponerse ni olvidar, anula la capacidad de sumar nuevas relaciones y alcanzar lo que se quiere lograr. Entonces, resulta esencial dejar los escudos emocionales de lado, volver a vaciarse y hacer lugar para enfrentar los desafíos que todo el tiempo se presentan.

Todas las personas son flexibles. Son capaces de encarar los nuevos desafíos en sus distintos ámbitos, sin quedar anclados al pasado. En cambio, la resistencia a seguir incorporando experiencias y emociones deviene de la saturación de lo que sucedió anteriormente.

"Cuando creemos que todo lo bueno y malo lo hemos superado, en el fondo podemos estar sintiendo que estamos completos. Esto suele reducir nuestra capacidad de aprender a vivir nuevas experiencias y saborear lo que la vida nos puede estar ofreciendo, volviéndonos menos flexibles", explica Juan José Arévalo, máster coach.

Practicar el desapego. Por lo general, el común de la gente se aferra a su propio bienestar. Así, no deja espacio en su mente y corazón para los demás. Sin embargo, para poder estar para el otro, es fundamental aprender el valor del desapego de las cosas que hacen daño.

"Mirarnos el ombligo todo el tiempo no aumentará las posibilidades de crear los espacios para nuevas relaciones, o simplemente para que entren los que nos rodean y tengan peso en nuestros sentimientos. A esos espacios, primero necesitamos generarlos en nuestras mentes, para luego poder, con un sereno desapego, reemplazar el interés por nosotros por el interés hacia los que nos rodean", aconseja el coaching en MyC Consulting.

Cómo seguir adelante

» Aceptar y asimilar que las cosas fueron como fueron y que no se pueden cambiar.

» Atravesar el dolor, permitirse sentir ese miedo que produce el soltar algo (pensamiento, persona, emoción).

» Soltar sin sentir dolor no siempre es posible.

» Aferrarse a algo impide crecer y produce sufrimiento.

» Cada persona es única y cada uno debe buscar un argumento favorable para poder dejar una etapa con calma y aceptación.

» En lugar de lamentar el pasado, sustituir los recuerdos melancólicos por mirar hacia adelante.

  • Vaciar

Sólo vaciando el recipiente, es posible llenarlo con algo nuevo. Desafiando lo que ya se conoce, se encuentra lo que se está buscando.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo