?>
Tu Día

Qué se esconde detrás de una crítica

La crítica es un juicio que sale a la luz de manera constructiva o destructiva. Sin embargo, el que opina, en realidad, puede estar confesando sus temores e inseguridades.

La crítica es un juicio de valor que se emite sobre algo o alguien, que por lo general no tiene ninguna contemplación. Sin embargo, puede ser constructiva o destructiva, pero es finalmente el receptor quien le da ese significado.

Esos comentarios dependen de varios factores. Uno es la condición biológica, fundamental a la hora de emitir críticas. El factor emocional también es decisivo, ya que todas las opiniones son impulsadas por una emoción. El último componente son las creencias, porque todos los juicios parten desde lo aprendido a lo largo de la vida.

No obstante, la mayoría no suele criticar por que sí, algo oculto o semienterrado se encuentra detrás de un juicio de valor, independientemente de si es bueno o malo.

En ese sentido, Juan José Arévalo, máster coach e integrante de MyC Consulting, aclara que las opiniones pertenecen al mundo de cada uno.

"Muchas personas que critican de forma desmedida, lo hacen porque no se sienten felices con su vida. Y de esa forma, intentan distraer su mente porque se sienten disconformes con lo que están viviendo. Usan la crítica hacia los demás porque no pueden profundizar en sí mismos y criticarse. Ese comportamiento es el camino más fácil. El largo sería tomar las riendas de sus vidas y buscar una solución a su malestar", detalla el especialista.

Eso explica, según Arévalo, por qué cuando se critica, más que hablar sobre el otro se está hablando sobre cómo cada uno ve lo que está juzgando. "Por eso se dice comúnmente que cuando criticamos a otro, hablamos de nosotros mismos. A menudo, incluso, quien critica puede estar confesando sus temores, sus inseguridades y sus frustraciones".

En el espejo

» Distinguí si la crítica es tuya y si es parte de tu forma de ver la realidad.

» Hacete cargo de lo que decís manifestándolo en el lenguaje, con términos como "es mi opinión" o "es mi juicio".

» Dejá en claro que sos responsable de tus comentarios.

» Para mantener un diálogo maduro con tus pares, es imprescindible que los legitimes. Si podés comprenderlos, estás abordando tus lazos de una manera más efectiva.

» El valor de hacerse cargo de las críticas toma vital importancia en el cuidado de las relaciones.

» Si sos responsable de la forma en la que tratás a las personas que te rodean, tenés más posibilidades de llegar a un entendimiento.

» El hecho de no aceptarte tal cual sos, puede generar que busques en el afuera lo que vos mismo no te proporcionás.

» Si siempre intentás gustarle a todo el mundo, ese esfuerzo agotador puede frustrarte y hacerte sufrir.

» Si dependés de la mirada del otro, estás poniendo en manos ajenas la posibilidad de ser feliz.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo