?>
Tu Día

Qué es el nesting, el nuevo plan para el finde

No es otra cosa que quedarse el fin de semana en casa. El fenómeno es tan viejo como la misma sociedad, pero ahora se reinventa para seguir sumando adeptos.

¿Quién no optó, alguna vez, por quedarse todo el fin de semana en su casa? Para descansar, dedicarse a los quehaceres domésticos, arreglar el jardín, hacer manualidades o simplemente nada, desde tiempos remotos la gente elige este plan (anti) social.

Ahora, con las nuevas formas de entretenimiento y los avances tecnológicos, el neologismo para este fenómeno es nesting, del inglés anidar, que no es otra cosa más que preferir quedarse en casa todo el fin de semana a salir.

Así las cosas, la nueva tendencia (aunque lleva practicándose hace miles de años) llegó para quedarse y busca sumar soldados para sus trincheras.

Claro que ya tiene tantos adeptos como desertores. Sus seguidores afirman que elegir pasar más tiempo en un lugar seguro y confortable regenera y aporta equilibrio a las emociones.

"La necesidad de descanso merece ser atendida, y no hay sitio que supere la casa propia. La meditación es una práctica benéfica para nuestra psiquis, y puede realizarse en casa. Pero también, un hogar dotado del espacio necesario y adecuado brinda la posibilidad de desarrollar actividades que proveen entretenimiento y diversión, tan necesarios y benéficos como dormir", explica Alejandro Corbalán, director de la Asociación Argentina de Counselors.

Los que no están de acuerdo con esta movida, sostienen que salir a la calle es más saludable, promueve las relaciones sociales, evita el aislamiento y reactiva el consumo.

"Salir no es sinónimo de gastar. Existe una gran variedad de propuestas fuera de casa gratuitas o económicas. La recreación crea nuevos lazos y refuerza los existentes. Además, promueve los buenos hábitos saludables, como respirar aire puro y ejercitarse. También refuerza la autoestima, con el simple acto de arreglarse para pasear, y elimina el estrés acumulado durante la semana", asevera Estela Gareca, psicopedagoga y socióloga.

Tampoco es que el nesting implica retroceder hasta la prehistoria y volverse un ermitaño o un vago. Los planes para quedarse en casa también pueden ser multitudinarios, o incluso activos.

"Invitar, reunir y agasajar, son también posibilidades que brinda esta tendencia. Los encuentros en la comodidad del hogar posibilitan el intercambio, la comunicación y la vida social", detalla Corbalán.

Para Gareca, la clave está en saber encontrar el equilibrio. "Cultivarse uno mismo, desde la soledad, relajarse y repensarse, es muy positivo y constituye una buena terapia. Pero sociabilizar es una parte intrínseca del ser humano y, como tal, no puede evitarse", agrega.

ADENTRO

» Se ahorra.

» Respecto por los gustos y preferencias.

» Se descansa.

» Tiempo en familia.

» Hacer manualidades o cultivar un hobby.

AFUERA

» La gente activa tiende a ser más optimista y positiva.

» Se cultiva la amistad.

» Promueve la sociabilización.

» Divertirse libera las tensiones diarias.

» Fomenta los hábitos saludables.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo