?>
Tu Día

¿Qué es el karma?

Palabra de origen sánscrita, significa acción y se refiere a las acciones físicas, verbales y mentales de las personas. Una astróloga explica en qué consiste la ley del Karma.

La definición más simple de karma es que a cada acción le corresponde una reacción. Palabra de origen sánscrita, significa acción y está presente en varias religiones, que lo ven como el resultado concreto producido por cada uno a lo largo de su existencia.

Según la ley del karma, cada uno recibe lo que da, porque lo que se recibe es el resultado de un movimiento iniciado con anterioridad por uno mismo. Y la respuesta kármica se obtiene de cualquier persona que esté dentro de la misma línea de aprendizaje.

"La oración con la que los cristianos piden perdón, que dice he pecado mucho de pensamiento palabra, obra y omisión, es una síntesis gloriosa del saber del karma. Acá aparece el mismo reconocimiento, en Oriente y Occidente, de los distintos niveles generadores de karma: el pensar, el decir, el hacer y el evitar hacer genera irremediables respuestas kármicas", explica Monika Correia Nobre, instructora de meditación y astróloga.

Como resultado de muchas acciones que las personas generan a lo largo de su vida, hay buen karma y mal karma. "Aunque en general se utiliza esta palabra con un significado negativo, y al buen karma casi ni se lo nombra y se lo sustituye por la palabra suerte, representan lo mismo. La clave está en saber qué es bueno y qué es malo según las diferentes culturas, religiones, costumbres y creencias", explica la fundadora y directora de Astroflor.

Quienes se pasan la vida odiando, envidiando, deseando el mal ajeno y buscando venganza, están creando un campo energético negativo. Por el contrario, los sentimientos de amor, perdón, compasión, tolerancia y respeto se consideran positivos y generan un buen Karma.

Un propósito. La ley de causa y efecto pareciera ser una rueda sin fin de compensaciones. Sin embargo, el karma tiene una intención.

"El propósito es el maravilloso aprendizaje de que todos somos Uno, aún en nuestra individualidad. Comprender esa conexión del campo unificado, que incluye acciones y pensamientos y que manifiesta todo lo que existe, es la finalidad del karma. Por eso se dice que es la herramienta de enseñanza y de evolución espiritual más impecable, justa y natural del Universo", detalla la especialista.

Cómo equilibrar el karma

  • Aceptá y entendé tus responsabilidades o culpas.
  • Por cada acto negativo que lleves a cabo, realizá un acto positivo.
  • Perdoná. Tenés que perdonar para que, cuando te toque, vos puedas ser perdonado.
  • Compensá lo bueno con lo malo. Lo que sembrás, es lo que en un futuro vas a cosechar.

Un solo objetivo

El karma es un fenómeno que tiene que ver con temas pendientes del pasado, pero su finalidad no es castigarnos, sino ayudarnos a vivir en paz y felicidad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo