?>
Tu Día

Por qué vale la pena estudiar otro idioma

Manejar otro idioma implica ventajas competitivas para el mundo laboral. Pero además del académico, ser bilingüe tiene otros beneficios.

Aprender una segunda lengua agudiza la mente y permite la resolución más eficiente de los problemas cotidianos. Además, las personas bilingües tienen más capacidad de concentración, escucha y entendimiento.

La Revista Science, una publicación científica y órgano de expresión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, aseguró que el hecho de dominar dos lenguas obliga al cerebro a resolver un conflicto interno, entrenando de esa manera la mente.

La importancia de hablar inglés fue creciendo a lo largo del tiempo al punto tal que, en muchas provincias, ese idioma ya es una materia obligatoria para alumnos desde primer grado. El progresivo interés por aprender otra lengua se debe principalmente a la posibilidad de contar con una herramienta para estudiar, vivir y trabajar en el extranjero.

Respecto de las ventajas de la educación bilingüe, Graeme Harrison, jefe de Servicios de Evaluación de Cambridge English para Cono Sur y los Andes, aseguró que el bilingüismo permite pensar de manera flexible para superar obstáculos con mayor facilidad.

"Ser bilingüe abre las puertas de la comunicación a personas nuevas en el trabajo, en el hogar y en la comunidad. Permite hacer amistades en dos o más comunidades diferentes, y establecer conexiones con gente nueva e interesante, tanto en su propio país como en el extranjero", agregó el ejecutivo.

Independientemente de las ventajas competitivas en el mundo laboral, manejar otro idioma mejora todas las funciones cognitivas. "En el caso de los niños, cuando estudian otra lengua, son capaces de controlar mejor su atención. Y esa atención selectiva es también lo que les permite desarrollar otras habilidades cognitivas, como la creatividad, la resolución de problemas y la memoria", detalló Estela Gareca, psicopedagoga y socióloga.

Incluso, las personas que usan dos idiomas en su vida cotidiana, aumentan las probabilidades de resistencia a padecer Alzheimer debido al permanente ejercicio al que es sometido el cerebro cuando intercambia las diferentes lenguas.

Un estudio reciente de Universia, la red de universidades de Iberoamérica, y el portal de empleos Trabajando.com, el 41 por ciento de los jóvenes argentinos consultados se siente seguro de escribir y hablar en un idioma diferente al de su lengua materna. En tanto, entre las personas bilingües, el segundo idioma más común es el inglés.

Argentina es el país con mejor nivel de inglés de América del Sur. Según Cambridge English, los argentinos son los que obtienen los mejores resultados en sus exámenes que realiza la institución en la región.

9 millones

Son los alumnos de inglés que hoy hay en todo el país, tanto del sector privado como del público.

Cinco ventajas de ser bilingüe

  • Hablar inglés es una gran herramienta para la vida laboral. En un mundo interconectado, el conocimiento de esta lengua se hace imprescindible para el desarrollo profesional.
  • Aprender un idioma extranjero permite tener un mayor conocimiento de otras culturas y formas de vida. Y facilita el acceso a la información en Internet.
  • Hablar un idioma ayuda a hablar otros idiomas. Las personas que hablan dos o más idiomas tienen más predisposición y facilidad para incorporar nuevas lenguas. El proceso de aprendizaje abre la mente, genera curiosidad y despierta el interés.
  • Hablar inglés es como ir a un gimnasio mental. Las personas que hablan más de un idioma tienen más habilidad para almacenar y procesar información, lo que los lleva a una mayor capacidad para resolver problemas.
  • Quienes hablan más de un idioma, tienen más capacidad para tratar con más información a la vez. Este mayor control deriva de la capacidad de mantener los dos idiomas separados en la mente sin mezclarlos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo