?>
Tu Día

Paletas heladas rellenas: una tradición mejicana con tonada cordobesa

Un matrimonio cordobés fabrica las tradicionales paletas heladas mejicanas, una alternativa diferente de comer helado que se afianza en el país. Son los primeros en Córdoba y ya tienen un tropel de fanáticos.

Las paletas heladas son un tradición mejicana que desde 1930 se mantiene inalterable. Una costumbre que nació en la ciudad de Tocumbo, donde madres y abuelas le hacían a los niños un helado casero que congelaban en un palito.

Aunque el hábito de comer helado fue introducido por los europeos, y su origen se le atribuye a los chinos, fue en el país azteca donde se inventó esta alternativa artesanal, con ingredientes naturales, sin conservantes y fácil de comer.

Con varias décadas de éxito en Brasil y Estados Unidos, este producto desembarcó en Argentina hace poco más de un año, en Buenos Aires y Misiones. Y en Córdoba, dos emprendedores ya ofrecen esta innovadora alternativa a los palitos industrializados.

Jalisco es la primera paletería en la ciudad cordobesa que replica la costumbre mejicana. Fabricio y Sofía, un joven matrimonio emprendedor, producen de forma artesanal, en la fábrica de Malvinas Argentinas, paletas heladas con productos naturales y sin conservantes y hace un mes que abrieron su primer local en Nueva Córdoba, frente al parque de Las Tejas, sobre la calle Bolivia.

Aunque modificaron los sabores, para poder adaptarlos al paladar local, mantienen la originalidad de las paletas rellenas de antaño. Hay cuatro variedades: frutales (maracuyá, kiwi, ananá, limón), rellenos (banana con nutella, frutilla con leche condensada, chocolate blanco con frutos rojos), cremosos (americana con oreo, chocolate con almendras) y la edición limitada (lemon pie, huevo kinder, baileys).

Paletas rellenas elaboradas con la receta azteca de 1930.

  • El proyecto

Las últimas vacaciones en Brasil terminaron de tentar a Fabricio para emprender este nuevo desafío. Se hizo fanático de las paletas heladas que le vendían en la playa y cuando regresaron a Córdoba investigaron más sobre el tema. Son pocos en el país los que hacen este tipo de helado y en la Docta no había nada igual.

Indagaron sobre los insumos que se necesitaban para elaborar las paletas heladas y viajaron a Buenos Aires, donde compraron parte de las máquinas necesarias para fabricar este tipo de helados. Lo primero que adquirieron fueron los moldes y desde entonces no pararon.

"Son paletas mejicanas, con tonada cordobesa", resume Fabricio cuando le cuenta a Tu Día de qué se trata su emprendimiento. Para Sofía, "el secreto básico de Jalisco es lo novedoso del producto".

Los dueños de la primera paletería en la ciudad destacan la originalidad de esta versión helada y confiesan que la vedette del local son las paletas rellenas. Una dulce sorpresa, el corazón mismo del helado, un oculto centro al que se llega disfrutando de una deliciosa crema, algo así como la frutilla del postre.

Qué es

Las paletas heladas se elaboran de forma completamente artesanal, sin conservantes ni saborizantes artificiales y con productos y frutas naturales. Para los cremosos, se parte de una crema helada que fabrica el maestro heladero. Se deja estacionar, se vierte en los moldes y reposa. Luego se hace un volcado, se coloca el relleno y se vuelve a vertir más crema. Se coloca el palito y se deposita en un pozo de frío.

Los frutales son más simples. Directamente se vierte en el molde la base de la fruta procesada, se agrega el mismo tipo de fruta cubeteada y se deposita en el pozo de frío. El mismo procedimiento se realiza con los cremosos, que son una mezcla de la crema helada y algún ingrediente saborizante.

El resultado es una paleta helada de 120 gramos (un poco más que un helado de dos bochas). Los precios, dependiendo la variedad, van desde los 30 a los 55 pesos. Y también está la versión mini, una alternativa más económica y pequeña.

La forma casera de elaborarlos y su tamaño son las principales características que diferencian a las paletas heladas de los habituales palitos helados industrializados.

Una paleta de colores para todos los gustos.

  • Las claves para hacer el mejor helado

* Calidad

* Paciencia

* Perseverancia

* Amor

  • Amor helado

» Según la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (AFADHYA), un argentino promedio come siete kilos de helado por año.

» Alrededor del 70% de los argentinos consume algún tipo de helado durante el año, de acuerdo a los datos de la auditoría de mercado CCR realizada por Arcor.

» 2 de cada 10 personas en Argentina se declaran fanáticos del helado, es decir, consumen helado durante todo el año.

» Durante todo 2015, se consumieron 17 millones de litros de helado industrial en kioscos, estaciones de servicio y autoservicios del país.

» Los gustos más elegidos son dulce de leche, chocolate y frutilla.

  • Jalisco

Podés conocer más en su página de Facebook, Jalisco Paletas Rellenas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo