?>
Tu Día

Las emociones fuertes también rompen el corazón

El estrés que genera una emoción fuerte es capaz de romper el corazón. Se llama Takotsubo, o síndrome del corazón roto, y provoca síntomas similares a un infarto.

Más allá de la poesía, el verso y la rima, los corazones sí se rompen si son presas de una emoción fuerte. El denominado síndrome del corazón roto, o miocardiopatía de Takotsubo, puede afectar a quien transita una tristeza muy profunda pero también a aquel que experimenta una desbordada felicidad.

Los corazones partidos tras una ruptura, una partida repentina o un amor no correspondido fueron desde siempre la metáfora indiscutible e inagotada de la literatura romántica. Hasta ahora, que la ciencia demostró que los acontecimientos felices o tristes son capaces de romper el corazón.

Esta manifestación fue descripta por primera vez en 1990, en Japón, y se la llamó Takotsubo por el nombre de la trampa para pulpos que posee la misma forma que adopta el ventrículo izquierdo del corazón al momento de sufrir una crisis.

Técnicamente, es una miocardiopatía que se presenta vinculada a la experimentación de emociones extremas, en la que el ventrículo izquierdo se contrae de manera más fuerte que la habitual. "Se lo conoce popularmente como síndrome del corazón roto, debido a que las situaciones emocionalmente fuertes (asaltos, muertes, estrés laboral, partidos de fútbol, terremotos) fueron identificadas como disparadores de esta enfermedad", detalló Sebastián Nani, jefe de cardiología y unidad coronaria.

Un reciente estudio científico realizado en Dinamarca, y publicado por la revista Open Heart, reveló que las personas que han perdido a su pareja tienen un 41 por ciento más de probabilidades de sufrir este síndrome, sobre todo durante el primer mes de la ruptura. Y la mayor incidencia se da entre las mujeres postmenopáusicas que vivieron un evento estresante.

Respecto de los síntomas, el cardiólogo dio algunos detalles.

Los pacientes suelen experimentar síntomas similares a los de un infarto de miocardio, como dolor de pecho, dificultad respiratoria y parálisis del brazo izquierdo. Sin embargo, a diferencia del infarto, esta manifestación es benigna y no afecta a las arterias.

Si bien no hay recomendaciones precisas sobre la prevención de esta enfermedad, Nani indicó que evitar las situaciones estresantes es una forma de reducir su aparición. De igual modo, recomendó realizarse un chequeo cardiovascular una vez al año y ejercicio físico regular para evitar el síndrome.

Corazón partido

» Uno de cada 10 enfermos sufre más de un corazón roto.

» El síntoma más habitual es el dolor del tórax.

» La mayoría de las personas que sufren este síndrome suelen recuperarse sin presentar daños permanentes en su corazón.

» Entre los 58 y 75 años es la edad más frecuente.

» Las mujeres de 60 años son más propensas.

» Las personas que perdieron a su pareja tienen más probabilidades de padecer esta manifestación.

» El porcentaje de mortalidad es inferior al 2%.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo