?>
Tu Día

Ideas para reutilizar los zapatos del casamiento

Son claves para completar el look de una novia. Sin embargo, todas se divorcian de ellos apenas termina el casamiento. Mirá cómo reutilizar los zapatos nupciales.

No existe el vestido de novia ideal sin esos zapatos que hacen juego. Es que el calzado de la novia es el complemento indiscutible para un combo nupcial perfecto. Tan importantes como el tocado y el propio vestido, sin ellos algo anda mal.

El único problema es que no son nada baratos y luego del gran día, la mayoría de las felices casadas los olvida en el fondo de un baúl, junto al vestido. En las zapaterías céntricas, un par de zapatos para la boda ronda los 500 pesos. Eso es mucha plata para usarlos solo una vez. Para que eso no pase, Tu Día indagó sobre las posibles alternativas para reutilizarlos. Y te lo cuenta en esta nota.

Para la asesora de modas Laura Malpeli de Jordaan, los zapatos blancos son bastante difíciles de combinar. “Sin vueltas, queda como el calzado del casamiento que estamos intentando utilizar en otro evento y, sinceramente, no hay tantas instancias que ameriten repetirlos. Menos aún si es con el mismo círculo de gente”, explicó la experta al ser consultada por el suple.

Lo que Laura recomendó, teniendo en cuenta que las novias modernas suelen apartarse del vestido blanco tradicional y eligen variantes más sentadoras para su cabello, ojos y tez, es invertir en zapatos en tonos como el marfil, el nude, champagne, peltre o rosa viejo. En esas alternativas, aseguró que es más fácil utilizarlos en otros evento.

Pero si la idea es jugarse por el blanco pleno, no perder la tradición familiar y seguir con lo que dicta el protocolo, Ernesto, un zapatero de la zona norte de la Ciudad, sugirió teñirlos, luego de utilizarlos en el casamiento, de un color más usable, como el negro o camel. El especialista explicó que se aplica un tinte permanente que permite usar el calzado por un largo tiempo. El costo de este procedimiento ronda los 100 pesos. Se puede hacer en casa, gastando menos de la mitad, aunque el resultado no puede llegar a ser el mismo.

Pedro, un colega de Ernesto, aconsejó forrarlos con tela. Aquí, las alternativas son muchísimas más que la tintura, por la gran variedad de estampados que hay en el mercado. Este procedimiento cuesta alrededor de 170 pesos, en el Centro. También se puede realizar de forma casera.

Otra opción es incluirle algún accesorio, como lazos, hebillas y botones. Le cambia la cara, los hace más informales y el complemento distrae al ojo del blanco puro.

Si, por el contrario, los zapatos elegidos para el casamiento son de color, las posibilidades para combinarlos se amplían. Y si la idea es no gastar, se puede forrar un par de zapatos cómodos y usados con la misma tela del vestido de novia.

Consejos para comprar el zapato ideal

» Invertí en un zapato de buena calidad.

» Probátelo al final del día, que tenés los pies más hinchados, y asegurate que sean cómodos.

» Elegí un buen taco y plataforma.

» No te resignes. Comprá ese zapato que te enamoró a primera vista, y después reutilizalo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo