?>
Tu Día

Fin de las vacaciones: cómo volver al trabajo de la mejor manera

El costo de volver a la rutina y al trabajo. Consejos para que el regreso no sea tan traumático.

Dormir hasta más tarde, no tener que cumplir con las obligaciones diarias, leer el libro que postergamos durante el resto del año, salir a pasear, compartir más tiempo con la familia y así podemos seguir enumerando los planes que todos tenemos cuando pensamos en las vacaciones, la etapa más esperada del año para cualquier trabajador.

Pero ¿qué pasa cuando ese tiempo se agota y tenemos que volver a la rutina? Para que el regreso no sea tan traumático, Tu Día, con el asesoramiento de Adecco Argentina, te brinda una serie de consejos y recomendaciones. "El regreso de las vacaciones requiere un cambio de chip, el organismo debe adaptarse al nuevo ritmo que no solo es mental sino también físico. Lo complicado no es el regreso, ya que es saludable trabajar, sino que el esfuerzo está en acomodarse a la nueva situación. Por tal motivo cuando mejor hayamos planificado la salida, menor esfuerzo requeriría el regreso", destacó Mariana Vázquez, Directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina.

Aterrizar con tiempo

Aterrizar, aunque no necesariamente en el sentido literal de la palabra, con anticipación al regreso. Volver a casa con ciertos días de antelación para adecuarse y reacomodarse previamente a la reincorporación laboral. Así podemos recuperar, paulatinamente, el ritmo habitual de nuestras tareas hogareñas.

Orden y prioridad

Tendemos a querer cubrir todo de golpe y ponernos al día con lo que ocurrió durante nuestra ausencia. Por eso, lo recomendable es comenzar re-adaptándose de a poco y sin estresarse para no perder lo avanzado en el período de descanso. Tomar con calma la lectura de los mails, ¡que no nos asuste ver la bandeja de entrada! Aconsejamos filtrar por asunto y solo leer los últimos correos; discriminar entre los que sólo son informativos y los que requieren de toma de decisiones.

Organización

Resulta esencial tener una buena organización antes de tomarse las vacaciones, no dejar reuniones pautadas ni tareas pendientes para los primeros días. La mejor alternativa es planificar y distribuirlas entre el grupo de trabajo para evitar el exceso de tareas. Una buena idea es dejar una minuta con temas delegados y los responsables de hacer el seguimiento, así cuando uno regresa de sus vacaciones solo resta reunirse con cada referente para tener un status de la situación actual.

Trabajo en equipo

Trabajar en equipo, delegar tareas. Un buen clima y relación laboral ayuda a que la vuelta al puesto de trabajo sea más llevadera. No sólo es importante planificar las vacaciones sino también el seguimiento de las tareas en ausencia de uno.

Seguir disfrutando

Permitirse desconectar los fines de semana. Es importante estar cargado de optimismo y buen humor. También, hacer un deporte o actividad recreativa que despeje la mente. El ocio es necesario para ser más eficiente dado que la mente se relaja y de allí surgen ideas innovadoras.

Cortes para recargar energías

Para evitar el desgaste temprano, lo ideal es no contar con períodos extensos sin tomarse vacaciones. En los últimos tiempos aumenta la cantidad de personas que se dejan alguna semanita para el año o suman algunos días a algún feriado largo. El cuerpo y la mente necesitan descansar y recargar energías. Esto mismo impactará luego en el desempeño y motivación laboral.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo