?>
Tu Día

En julio, colecta solidaria de invierno de la UNC

Durante todo el mes de julio, el Programa Solidaridad Estudiantil lleva a cabo la colecta de invierno. Las donaciones se reciben en el Pabellón Argentina.

El invierno hace notar aún más las necesidades. El frío se cuela en los hogares más vulnerables y cala los huesos de quienes están desamparados o mal alimentados. Para ayudar a aquellos que más lo necesitan, el Programa Solidaridad Estudiantil de la Secretaría de Extensión Universitaria (SEU) y la Secretaría de Asuntos Estudiantiles (SAE) de la Universidad Nacional de Córdoba, recibirá durante todo el mes de julio las donaciones para la Colecta de Invierno.

Las donaciones serán distribuidas en las distintas organizaciones comunitarias, de un total de 12 barrios, donde se realizan las prácticas del seminario Aprendiendo a aprender. Lo que se reciba de leche en polvo será distribuido en aquellos comedores comunitarios y organizaciones que se encarguen de brindar la copa de leche.

Ropa de abrigo y frazadas (además de leche en polvo) son los elementos solicitados y que responden a la problemática de los sectores vulnerables del territorio en el que está implementado el programa. Niños y adultos tienen las mismas necesidades y el pedido es que la ropa esté limpia, en buen estado y que sea de utilidad para soportar las bajas temperaturas. Medias y calzado de invierno, también pueden ser donados.

Esta es el primera colecta que lleva a cabo la entidad y que no está motivada por una catástrofe natural o un hecho en particular, pero que tiene como objetivo, responder a las necesidades de distintas barriadas de la ciudad.

  • Las donaciones

Las donaciones se reciben en el Hall Central del Pabellón Argentina, de lunes a viernes, de 8 a 21, durante todo el mes de julio.

El programa Solidaridad Estudiantil solicita leche en polvo, frazadas y ropa de abrigo.

Cuando ingreses al Pabellón vas a encontrar (a tu izquierda) una zona señalizada y con cartelería donde podrás hacer llegar tus donaciones.

 

 

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo