?>
Tu Día

El libro recomendado por Alberto Mateu: Atlas ilustrado de la historia de la música

Un libro útil para consulta y como guía de viaje hacia la mejor música del mundo.

Si bien los gustos musicales de cada persona varían de acuerdo a la edad, lugar de nacimiento y elecciones predilectas de ritmos, hay una línea que en algún momento todos cruzamos. Desde el ringtone seleccionado para nuestro teléfono al sonido de la melodía de espera, estas canciones suelen variar de acuerdo al lugar en el que nos encontremos.

Los grandes compositores clásicos han formado parte de nuestras vidas sin buscarlo. Y saber el cómo y porqué es lo que nos propone el Atlas ilustrado de la historia de la música. Una publicación que va desgranando en diferentes capítulos lo planteado anteriormente. Aunque no lo aclara en la tapa, el libro está dedicado específicamente a la música clásica.

El primer capítulo está dirigido al nacimiento de la música. Como los hombres primitivos lograban sonidos que ellos consideraban ofrendas a las divinidades y tenían un carácter de ritual. Egipto, Roma, Extremo Oriente, los juglares y trovadores van asomando en estos primeros datos que han quedado registrados en escritos, pinturas y algunas estatuas.

Luego llegamos al renacimiento y los primeros compositores del Siglo XV, quienes comienzan a componer obras para los reyes y nobles de su época en Inglaterra, España o Italia.

Con la música barroca del Siglo XVI y el Siglo XVII se llevan adelante los primeros conciertos, los instrumentos se desarrollan con las formas que hoy conocemos y la música se empieza a volver masiva de la mano de compositores como Vivaldi o Bach, entre otros.

Ya para los Siglos XVIII y XIX deslumbran Beethoven, Mozart y Verdi, quienes además de conciertos escribieron óperas y sinfonías que aún hoy siguen vigentes. Al llegar a los últimos capítulos aparecen grandes directores de orquestas como Von Karajan, Abbado, Muti o Barenboim.

Un libro útil para consulta y como guía de viaje hacia la mejor música del mundo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo