?>
Tu Día

Crece la tendencia de festejar los divorcios en Córdoba

Sí, ver para creer. Crece la tendencia a celebrar el divorcio. Las "despedidas de casados" como se les llama a estos eventos son consideradas un cambio de vida y el reencuentro con uno mismo.

Aunque parezca una locura no lo es. Lo que hace tiempo atrás era motivo de tristeza o desazón, hoy se convirtió en una hermosa excusa para preparar un festejo. Las "despedidas de casadas", como se les llama a la celebración del divorcio son un boom en nuestro país y, en Córdoba, la tendencia crece día a día.

¿De qué se trata esta nueva modalidad? Después de firmar los papeles que ponen fin a la relación conyugal, muchas mujeres deciden festejar su nueva soltería. Y lo hacen como si fuera un casamiento... pero sin novio.

"No para todo el mundo la conclusión de su matrimonio es un episodio triste, por el contrario en los últimos años organizadores de eventos y despedidas de solteras, vieron un incremento en la solicitud de fiestas para conmemorar el nuevo estado civil, generando todo un mercado entorno al evento", dijo a Tu Día la organizadora de eventos Vero Varela.

Las mujeres, en su mayoría, son las que se acercan a consultar, pero siempre con la complicidad de la divorciada. "Como en todos los festejos, aquí también se manejan diferentes alternativas y presupuestos. Cada fiesta es particular. Están las más conservadoras y las más jugadas. Como recuerdo de ese día, el clásico souvenir es la bombonería erótica, aunque también se imponen las remeras con leyendas al estilo de "100% libre", "Just divorced" o "Libre"", agregó.

Reglas para el festejo

» La familia de la otra persona no debe participar de tu fiesta.

» Cuidar las formas, a pesar de la distensión del acto, no convertirlo en algo frívolo como una despedida de soltero.

» Cuidado con los comentarios, los chistes pueden parecer oportunos pero la persona homenajeada o alguno de sus amigos pueden parecerle de mal gusto.

» Totalmente descartado "chusmear".

Seguí las instrucciones

1. No martirizarse con conceptos como el fracaso o la frustración, más bien festejar por haber tomado la decisión de salir de una relación que no funciona y continuar con nuestro camino.

2. Una fiesta para celebrar el divorcio permite darnos a nosotros mismos una cuota de positivismo, una forma de pasar el trago amargo de un modo más alegre y creativo.

3. Comenzá por elegir el lugar, podés hacerlo en un restaurante, en casa de una amiga o en tu nuevo hogar, siempre y cuando no sea el mismo en el que viviste con tu ex.

4. La forma de animar esta fiesta es fundamental. Además de la música, los tragos, las risas y las historias divertidas, podés optar por contratar alguna compañía que se dedique a hacer reuniones tuppersex y así conocer los nuevos juguetes sexuales y técnicas que hay en el "mercado de los solteros".

5. La decoración no puede faltar, desde tortas temáticas hasta objetos y juguetes especiales para la ocasión. Si contás con amigas creativas mucho mejor, así podrán idear todo un encuentro en el que la alegría sea la clave común.

6. Si lo considerás pertinente y sobre todo si estas preparada para ello, podés deshacerte de viejos recuerdos de tu ex para hacer un rito de transición y comenzar esta etapa de cero. Regalos, fotos y objetos, la gente suele aprovechar las fiestas de divorcio para dar este importante paso.

7. Una fiesta de divorcio es eso: ¡una fiesta!, por eso nada de pasar la noche hablando pestes de tu ex o sufriendo en los rincones, si realmente deseás celebrar este momento hacelo siempre con la mejor cara y disposición para darle la bienvenida a una nueva etapa de tu vida.

Cómo y dónde.

Una invitación sencilla, ocurrente y sugestiva. Podés llevarlo a cabo en lugares públicos o privados.

Los regalos.

En este caso no tienen razón de ser, el fin es solo acompañar al agasajado en su festejo de su nueva vida.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo