?>
Tu Día

Cómo evitar el sueño después de comer

Luego de almorzar, algunos pueden tomarse un rato para dormir la siesta. Otros, no. Para ellos van estos consejos para evitar el sueño después del mediodía.

“La siesta es sagrada” suelen decir algunos fanáticos, que cada día destinan un ratito a “estirarse” a descansar después de comer. Pero hay muchos que, generalmente por obligaciones laborales, luego de almorzar tienen que continuar con su rutina sin dar lugar a ningún tipo de descanso.

Existen algunos simples trucos que pueden ayudarte a evitar el sueño y a despabilarte para que puedas continuar con tus actividades en la que, para muchos, es la hora de la siesta.

• Agua por dentro y por fuera

Tomar abundante cantidad de agua te mantendrá hidratado y evitará que entres en un estado de somnolencia que tenga que terminar sí o sí en siesta. La deshidratación afecta la oxigenación de nuestro cerebro haciendo que nos sintamos mucho más cansados. También, si está dentro de tus posibilidades, tomate una corta ducha con agua fresca (si es que no hace frío).

• Caminá unos 5 o 10 minutos

Tomate ese tiempo para salir de tu lugar de trabajo a respirar aire fresco. Dar la vuelta a la manzana o caminar en el patio respirando hondo te ayudará a reactivarte para continuar con tus actividades.

• Evitá las grasas en la comida

Los alimentos con alto contenido graso son de digestión más lenta, por ende, pasan más tiempo en nuestro estómago. Allí aumentan la sensación de pesadez que nos invita a la cama. Por esto es que almorzar comidas livianas de fácil digestión te ayudará a que puedas reactivarte con facilidad y seguir con tu rutina.

• Comer manzana

El azúcar natural de las frutas es de los mejores estimulantes para mantenerse despierto. Esta fruta además de activarnos nos aporta vitaminas y fibras, saludables para nuestro organismo. La manzana es una alternativa al café, que al contrario de éste, es alcalina. Reduce la acidez en el estómago y mejora la digestión sin irritarlo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo