?>
Tu Día

Cómo enfrentar la rutina en un trabajo que detestás

Un experto en psicología laboral publicó una serie de consejos para enfrentar la rutina cuando un trabajo no te satisface. 

Llega el lunes y para muchos comienza la semana laboral. Si sos de aquellas personas que están rogando que no se termine el fin de semana porque detestás tu trabajo, tenés que conocer estos consejos para enfrentar la rutina laboral.

Tener un empleo que no nos gusta puede ser una pesadilla. Sentir el despertador y desear que termine rápido el día es algo que le pasa a muchos. Pero la mayoría no puede dejar de trabajar de un día para otro.

Odiar tu trabajo, no rendir lo suficiente y mirar constantemente el reloj para que la jornada se termine es una constante en muchas personas. Según un estudio de Trabajando.com,  cuatro de cada siete empleados no están felices con su situación laboral. Las relaciones interpersonales, el sueldo y los acosos son problemáticas que generan un desagrado y mala disposición por parte de los trabajadores.

Una de las opciones es cambiar de empleo, pero qué pasa cuando eso no resulta tan sencillo. 

El Académico de la Universidad Diego Portales de Chile (UDP), Juan Pablo Toro, experto en psicología laboral, dio una serie de consejos para enfrentar mejor un trabajo insatisfactorio.

Según el experto “el día de trabajo debe enfrentarse poniendo el foco en aquellos aspectos que son satisfactorios y que todo puesto de trabajo tiene, aún el peor rankeado. Como por ejemplo la experiencia de superar un obstáculo, de lograr una meta, de relacionarse con los colegas, de sentirse miembro de un equipo”.

 

 1.    Todos los trabajos tienen algo bueno, pon atención en los aspectos satisfactorios que tiene tu vida laboral.

 

2.    Haz un esfuerzo por vincularte afectivamente con tus colegas

 

3.    Si tienes problemas con tus compañeros intenta buscar espacios para hablar sobre su relación y a partir de ahí, establecer compromisos. Esto será lo mejor para ustedes y  su rendimiento en el trabajo.

 

4.    Evita los rumores, puedan hacerte sentir más negativo.

 

5.    Si buscas un momento para hablar con tu jefe hazlo cuando se encuentre de buen humor, es el momento ideal para que pueda escucharte.  Sé lo más clara posible con lo que quieres plantearle.

 

6.    Si eres impulsivo y te gustaría decirle unas cuantas cosas a tu jefe o alguien que te desagrada ¡Cuenta hasta diez! Esto no significa que no expreses lo que sientes, pero hazlo de manera calmada. Con una actitud tranquila y evitarás la agresión, que suele ser acompañada de emociones descontroladas.

 

7.    Involúcrate con los proyectos en los que te interese trabajar, te servirá para ganar experiencia y tener  nuevas fuentes de inspiración.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo