?>

10 alimentos que se arruinan si los ponés en la heladera

¿A qué no sabías lo que le pasa a estos alimentos si los ponés en la heladera? Muchos de ellos se conservan mejor fuera de ella, sin frío. 

Existe un mito bien arraigado que considera que los alimentos se conservan mejor si los guardamos en la heladera. Sin embargo, algunos de ellos se arruinan, pierden su sabor, desarrollan moho o no maduran lo necesario si los ponemos al frío. Por lo que al momento de consumirlos nos privamos de disfrutar de sus cualidades.

El sitio Noticias 24 elaboró un informe que muestra lo que le pasa a algunos alimentos cuando los ponemos en la heladera: 

1.- Tomate: El aire frío detiene su maduración y quebranta las membranas de su interior, provocando un sabor amargo y cambiando su textura. El tomate es una planta subtropical y no tolera bien el frío.

2.- Limón: Al ser un cítrico, al igual que la naranja, no maduran una vez recogidos y pueden aguantar unos días a temperatura ambiente. El fallo más común es colocarlos unos al lado de otros, lo que acelera la aparición de moho.

3.- Papa: El almidón que contienen las papas puede convertirse más rápidamente en azúcares con el frío que si estuviese en temperatura ambiente. También es preferible conservarlo en papel que en una bolsa de plástico, ya que se ralentiza su deterioro al airearse mejor.

4.- Ajo: Necesita un lugar fresco pero no frío, por lo que una temperatura de 16 grados sería la ideal. Si metemos el ajo en la heladera, su bulbo se deteriora, pierde sabor y comienza la aparición del moho.  En cambio, si lo hemos empezado, debemos guardarlo en un recipiente cerrado e introducirlo en la heladera.

5.- Cebolla: Debe estar en un lugar seco, oscuro y fresco, pero nunca cerca de los ajos y las papas, ya que estos aceleran la aparición de moho.

6.- Palta: Si aún está maduro, podemos meterlo en la heladera sin ningún problema, pero si está verde, debemos dejarlo fuera para que termine de madurar, ya que el frío detiene dicho proceso y el alimento terminará por endurecer.

7.- Aceite de oliva: Para nosotros nos parece un poco extraño, pero en otros países es habitual conservar el aceite en la heladera, lo que produce que éste espese. Su conservación debe ser en un lugar fresco y oscuro.

8.- Salsa de tomate: Al poseer una gran cantidad de sal, puede dejarse fuera de la heladera, ya que la sal actúa como un conservante natural. Si está abierto, debemos dejarlo en la heladera hasta un máximo de 8 semanas.

9.- Pan: Si sobra pan, no lo introduzca nunca en la heladera, esto hace que se seque mucho. Es mejor envolverlo y congelarlo para que no aparezca moho.

10.- Chocolate: Al vivir en un país con altas temperaturas durante gran parte del año, vemos como algo común guardarlo en la heladera, pero no es tan bueno. El frío provoca que pierda sabor y que cambie su textura, por ello debemos guardarlo en un lugar fresco y lejos de otros alimentos, ya que el chocolate es fácilmente contaminable de otros sabores.

Fuente: Noticias 24

Sumate a la conversación
Seguí leyendo