?>
Tu cocina

Recetas de empanada gallega y pascualina

La empanada gallega y la pascualina son dos platos típicos de la Semana Santa. Dos opciones prácticas para preparar este Viernes Santo.

Se acerca la Semana Santa y Tu Día te ofrece dos opciones prácticas para comer el Viernes Santo. Si tenés ganas de amasar, podés preparar una empanada gallega con masa casera; pero, si querés una receta más sencilla, armá una pascualina.

1. Empanada gallega

Para la masa:

  • 300 g de harina leudante
  • Pimentón
  • Sal
  • 150 cc de agua
  • 50 cc de aceite de oliva

Para el relleno:

  • 1 lata de sardinas en aceite
  • 3 latas de atún en aceite
  • 1 lata de caballa
  • 4 cebollas
  • 2 pimientos morrones rojos
  • 3 tomates perita
  • 4 huevos duros
  • Aceite de oliva
  • 1 cda orégano
  • Sal, pimienta y perejil

Preparación

El primer paso es preparar la masa. Poné harina en un bol, agregá un chorro de aceite de oliva y una buena cucharada de pimentón y sal. Amasá incorporando agua a temperatura ambiente. Dejá descansar hasta que leve.

Mientras ponés a levar la masa, prepará el relleno. Rehogá la cebolla, retirá y poné en un bol. Agregá el morrón asado al horno cortado en cubitos, el tomate perita triturado, el atún, la sardina, la caballa y revolvé. Agregá el orégano, el huevo duro picado y el perejil. Revolvé.

Una vez preparado el relleno, cortá un poco menos de la mitad de la masa para cubrir el fondo y los laterales de un molde apenas aceitado y enharinado. Colocá el relleno y tapá con la masa restante. Hacé el repulgue y llevá al horno. Pinchá con tenedor para que respire. Llevá a horno bien fuerte hasta que la masa esté crocante.

2. Pascualina

  • 2 discos de masa de tarta
  • 3 atados de acelga
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento morrón verde
  • 4 huevos
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • Para el ligue:
  • Queso rallado
  • 2 huevos

Preparación

Forrá un molde desmontable cubriendo la base (aceitada) con un disco y reservá el otro para la parte superior. Lavá bien las hojas de acelga (sin pencas) y blanquealas apenas por agua hirviendo. Escurrí y picá bien.

Transparentá apenas las cebollas y el morrón. En un bol, colocá la acelga y el resto de los ingredientes menos los cuatro huevos duros. Agregá dos huevos batidos, salpimentá y condimentá con nuez moscada. Agregá el queso de rallar. Integrá bien.

Volcá el relleno en la tartera, hacé algunos huecos y colocá los huevos duros. Terminá de colocar la tapa, repulgá, pintá con huevo batido y espolvoreá con azúcar. Horneá hasta dorar la masa.

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo